Archivo 01: Cuarto Cerrado (14/15)

Yakumo y Haruka fueron interrogados por la policía como testigos.

Yakumo habló durante la mayor parte del tiempo, con Haruka apenas asintiendo con la cabeza.

Dieron el resumen de los acontecimientos. Yakumo ni Haruka habían mencionado el espíritu que poseyó a Miki. Nadie les creería si lo hicieran.

Haruka escucho acerca de esto después, pero el cadáver de Yuri fue encontrado enterrado en la raíz de un árbol a sólo diez metros del edificio abandonado.

Todo parecía tan mal preparado.

Otra cosa era que ella no estaba embarazada. Su estrategia de amor había causado un malentendido, y al final, dos personas perdieron la vida. Era horrible–

«Hey. Bien hecho».

Tras el interrogatorio, Haruka estaba a punto de irse con Yakumo cuando un hombre con un traje los llamó.

Tenía un gran cuerpo, como un oso y llevaba una corbata suelta con una camisa arrugada. El hombre tenía barba en su rostro y una expresión somnolienta como la de Yakumo».

«¿Qué?, si no es Gotou-san», dijo Yakumo, sonando disgustado mientras pasaba una mano por su cabello.

«¡No sólo digas [Qué]!. Debes ser agradecido conmigo».

El hombre llamado Gotou repentinamente elevo la voz.

Yakumo frunció el ceño y puso sus dedos en sus oídos.

«Me pusiste en un montón de problemas. Por favor no te quejes tanto porque hice una solicitud. Es infantil».

«Tú…».

Gotou empezó a hablar, pero sus ojos de repente se abrieron cuando vio a Haruka.

«¿Q-qué?».

Los hombros de Haruka se encogieron inconscientemente bajo esa presión.

«Hmm», murmuro Gotou, frotándose la barbilla como si hubiera entendido algo.

Haruka no sabía cómo responder, por lo que rápidamente puso una sonrisa en su rostro y asintió.

«Ella es muy linda, ¿No es así?», dijo Gotou con una sonrisa.

«¿De qué estás hablando?».

Yakumo parecía disgustado, todo lo contrario de Gotou.

«Así que también estás en esa edad, ¿Eh, Yakumo? Y ella es linda».

«No es eso».

«Si dices cosas frías como esa, ella te abandonará».

«¿Cómo tu esposa, Gotou-san?».

«¡Cállate! ¡No necesito escuchar eso de ti!», dijo Gotou chasqueando su lengua.

«Si tienes tiempo para preocuparte por otras personas, por favor haz tu trabajo de una vez. Si la policía hubiera investigado esto correctamente en primer lugar, no tendría que haberme involucrado».

La opinión de Yakumo tenía sentido.

«No digas eso. La policía tampoco tiene suficientes manos. Las chicas de esa edad a menudo desaparecen. Si tuviéramos que investigar en todos los casos, no habría suficientes personas».

«Me alegro de que parezcas ocupado».

«Bueno, de todos modos, fue duro. Voy a hacer que la historia encajé con el papeleo».

Gotou golpeó ligeramente el hombro de Yakumo y caminó con las piernas arqueadas.

«Hey, ¿Quién era ese?», Haruka preguntó después de que ya no pudiera ver a Gotou a lo lejos.

«A pesar de como se ve, es un detective», dijo Yakumo, apuntando en la dirección que Gotou se había ido con su barbilla.

«Oh, ¿Conoces un detective?».

«Más que conocerlo, es más que no puedo evitarlo».

«¿No lo puedes evitar?».

«Él es quien me salvó justo antes de que mi madre casi me matará. Una serie de cosas ha ocurrido desde entonces»,

«¿Una serie de cosas? ¿Te busca?».

«No es eso. Para mí, hay dos tipos de personas en este mundo. Personas que ven mi ojo izquierdo rojo como una monstruosidad y quienes intentan usarlo. Gotou-san es uno de estos últimos».

Haruka no podía entender lo que decía Yakumo.

¿Puedes dividir a todos en sólo dos tipos? Las relaciones entre personas deberían ser más complejas y significativas que eso.

Sin embargo, Haruka no sabía cómo explicar eso, por lo que mantuvo su boca cerrada–

«Ahora que he dicho lo que pienso, hay una extraña persona que es una excepción».

Yakumo dijo eso y se alejó rápidamente.

«Hey, por extraña persona, ¿No te refieres a mí, verdad?».

Haruka rápidamente corrió tras Yakumo.

Capítulo Anterior |Inicio| Siguiente Capítulo