Archivo 01: Recipiente (05/15)

Ishii Yuutarou estaba de pie frente a la puerta después de revisar su corbata innumerables veces. Su corazón estaba saltando por los nervios.

«Cálmate- la primera impresión es esencial». Mientras se decía eso, miro a la placa en la puerta [División de Asuntos criminales: Cuarto de Investigación Especial de Casos Sin Resolver]. Era algo que había sido creado hace un mes, e Ishii fue asignado para que empezara hoy aquí. Él nunca hubiera esperado que un día como este llegaría, estaba tan emocionado que no podía calmar el sonido de su corazón. Al otro lado de la puerta estaba el legendario detective que había solucionado una gran cantidad de casos difíciles.

Un peculiar punto de vista y unas increíbles habilidades detectivescas, y aparte de eso, tenía una extraña fuente de información. Se decía que reunía su información de los espíritus de las víctimas. Era conocido como un Detective Psíquico.

Al principio él era tratado con desprecio, pero eso cambio con el tiempo, y ahora, incluso la policía  tuvo que reconocer su poder. Así nació el Cuarto de Investigación Especial de Casos Sin Resolver. Hubo varios rumores, pero eso fue lo que Ishii pensó. La policía se vio obligada a reconocer al legendario detective psíquico, Gotou Kazutoshi.

Ishii siempre había amado lo oculto. Cuando estaba en la escuela media, vio un espectáculo que usaba videncia para buscar a los que habían desaparecido, y eso lo había conmovido profundamente, cuando vio los poderes misteriosos que la gente tenía, a partir de entonces, leyó una gran cantidad de libros relacionados con lo oculto. Clarividencia, telepatía, ver espíritus, poderes especiales que la ciencia no explicaba– él creía que existían.

Para Ishii, que se sentía tan fuertemente atraído por el ocultismo, Gotou era naturalmente el objeto de su reverencia. Él guardó una foto que él había tomado secretamente de Gotou en su cuaderno como su tesoro. Había querido hablar con él en el tiempo libre. El haber sido reasignado a donde Gotou realmente le hizo feliz al haberse vuelto un detective. Bien, aquí voy. Mientras murmuraba eso en su mente, tocó la puerta. No hubo respuesta. Por un momento, quedó perplejo, pero pronto, sacudió esos sentimientos. No era un visitante. A partir de hoy, estaría trabajando aquí como detective. ¿Cuál era el punto de esperar una respuesta?. Haz tu mejor esfuerzo, Ishii Yuutarou. Se dio un poco de ánimo y abrió la puerta. «Disculpa. Mi nombre es Ishii Yuutarou, el policía que estará trabajando aquí a partir de hoy. Aunque no tengo experiencia, me gustaría pedirle su orientación». Habló mientras se inclinaba. No hubo respuesta. El cuarto estaba completamente en silencio. Él dio un vistazo a su alrededor. En el cuarto de ocho tatamis de ancho sin siquiera una ventana, había dos escritorios frente a otro en un pequeño espacio. No había nadie. Demonios. Él había llegado a trabajar a tiempo. Gotou es un detective de tal calibre- él  definitivamente ya había ido a investigar. Ah, ¿Qué debo hacer?. Ishii maldijo su propia estupidez.

*Roooooar*. Algo como el rugido de una bestia alcanzó los oídos del desanimado Ishii. ¿Qué fue eso?– tímidamente, fue a buscar la fuente del sonido. «Ah». Detrás del escritorio, dos sillas estaban alineadas, y un hombre las usaba como una cama. En contraste con su cuerpo musculoso, su brazo yacía descuidadamente en el suelo, y su boca estaba abierta mientras roncaba. Detective Gotou– Su rostro estaba sin afeitar, y su camisa se había vuelto amarilla. Sólo mirando su aspecto, no había mucha diferencia entre él y un borracho que había dormido en la estación. No, eso no está bien. El detective Gotou, después de todo su arduo trabajo, estaba tomando un descanso. Con eso dicho, no podía dejar la situación así. «E-er… Disculpa…». Ishii se acercó a Gotou mientras dormía y sacudió sus hombros. Gotou quito las manos de Ishii con sus ojos todavía cerrados y se dio la vuelta, cayendo de las sillas. Sorprendido por el golpe, Ishii se alejó un poco.

Capítulo Anterior |Inicio| Siguiente Capítulo