Archivo 03: El Mensaje de Los Muertos (01/17)

Hay algo llamado premonición.

Se refiere a cuando alguien cercano a ti está por morir. Lo sientes como un presagio.

El presagio difiere de persona a persona.

Algunos podrían sentirlo vagamente, mientras que no es raro que haya personas que digan que es como una luciérnaga en el invierno o la muerte de alguien en un sueño.

Hay personas que han experimentado ver a alguien que debería estar muy lejos apareciendo repentinamente antes de dormir, diciendo [Gracias] o [Adiós] al final y desapareciendo sin rastro.

Esta premonición viene como despedida final a los que quedan atrás de parte de los que van a morir–

Eso es lo que generalmente se cree, pero hay casos que son completamente diferentes.

Las premoniciones a veces llevan significados importantes.

Las palabras de quienes van a morir, exprimidas con las últimas de sus fuerzas–

Un mensaje que no debe ser pasado por alto–

Haruka no podía dormir esa noche.

Ella tenía su trabajo de medio tiempo después de su clase y mañana tenía que hacer su reporte cuando volviera a casa.

Eran las dos de la mañana cuando se metió en la cama.

Aunque creía que se quedaría dormida inmediatamente, ella no podía dormir en absoluto.

Abrió ligeramente los ojos y miró el reloj. Ya pasaban las tres. Ha estado en cama por más de una hora.

Estas noches sin dormir no eran algo raro para ella.

Siempre sucedía cuando recordaba la muerte de su hermana y se sentía culpable por ello.

Sin embargo, ella había podido dormir bien desde su encuentro con Yakumo y luego de sentir la presencia de su hermana cerca de ella.

Había pasado un tiempo desde que no había podido dormir así.

Repentinamente, Haruka sintió una presencia y abrió los ojos.

Pudo ver su habitación oscurecida. Miró a su alrededor tanto como pudo girando su cuello, pero no podía ver nada.

Se había equivocado. No había manera de que alguien estuviera en su cuarto.

En cuanto estuvo a punto de cerrar sus ojos, ella miro de reojo una sombra retorcerse. Se paró de golpe.

Su corazón latía violentamente. Estaba sudando. Tímidamente volvió a mirar hacia la esquina del cuarto donde había visto la sombra.

“¿…Shiori?”.

La sombra era Shiori, una de sus amigas de la secundaria.

“¿Qué estás haciendo ahora? Debiste llamar si ibas a venir”.

Shiori no respondió.

Solo miraba a Haruka con una expresión en blanco.

¿Pero cómo había entrado Shiori?.

“¿Olvidé cerrar la puerta?”.

Cuando Haruka dijo eso, ella encendió las luces.

“…Co… Corre…”.

Shiori dijo eso con una voz débil.

Claramente había algo extraño con ella–

“Hey, ¿Qué sucede?”.

“…Por favor… Co… Corre”.

“¿Correr de qué?”.

“Date prisa… Corre”.

Haruka no entendía lo que decía Shiori.

Haruka se bajó de la cama y trató de acercarse a Shiori.

Entonces, una línea de líquido rojo oscuro corría de la frente de Shiori.

*Gotear, gotear, gotear*.

La sangre se desbordó, como el agua de una presa rota.

La cara y el suéter blanco de Shiori se tiñeron de rojo, y la alfombra a sus pies también se tiñó de rojo oscuro.

Haruka se congelo por el choque– ella ni podía gritar.

Shiori dijo “Corre” una vez más y colapsó.

“¡Shiori!”.

Haruka finalmente logró gritar y trató de correr hacía la colapsada Shiori.

Sin embargo, cuando intentó tocarla, una ráfaga de fuego apareció y envolvió el cuerpo de Shiori.

Haruka instintivamente se alejó y cayó de espalda.

¿Por qué apareció el fuego de repente? No, no tenía tiempo para pensar.

Haruka se puso de pie, pero el fuego y Shiori habían desaparecido.

Haruka desesperadamente encendió las luces.

La repentina luz hizo que su visión quedará en blanco. Después de parpadear varias veces, sus ojos finalmente se acostumbraron a la luz.

Ella miró a su alrededor, pero no podía ver a Shiori–

¿Ella vio una ilusión? No, era demasiado real para que fuera eso.

Pensando en ello no lograría nada. Haruka agarro su teléfono de la mesa y llamó al número de Shiori.

[El número que ha marcado no está actualmente en uso].

Había un mensaje.

¿Ella llamó a un número equivocado por accidente? Haruka verificó su registro de llamadas.

Había sido el número de Shiori. Tal vez la recepción no era buena. Haruka trató de llamar otra vez. El resultado fue el mismo.

Shiori no había mencionado que cambiaría su número. Algo era extraño.

El corazón de Haruka se sentía inquieto.

El apartamento de Shiori estaba a unos cinco minutos a pie desde aquí.

No servía que se quedara pensando. Ella iría a echar un vistazo.

Haruka tomó su abrigo beige del guardarropa y se lo puso sobre su pijama. Luego, se puso sus sandalias y corrió fuera del cuarto.

Cuando se subió al ascensor y dejo el edificio de apartamentos, ella maldijo su imprudencia.

El aire frío la golpeaba a través de su abrigo.

También llevaba sandalias. Sus dedos ya habían perdido el sentido del tacto.

Pensó en regresar a su cuarto para cambiarse, pero ella metió la pata. La entrada del apartamento tenía una cerradura automática.

Su llave estaba en su cuarto.

No había nada que pudiera hacer.

Haruka se sintió decepcionada, pero ahora que pensó sobre eso, el apartamento de Shiori estaba cerca.

Si aguantaba un poco e iba a explicarle a Shiori, Shiori probablemente reiría como siempre y haría un poco de chocolate caliente para ella.

El chocolate de Shiori era un poco diferente de los instantáneos que puedes comprar en el mercado. El aroma era excepcionalmente bueno.

Parece que ella utiliza un ingrediente secreto, pero nunca le dijo a Haruka incluso después de que le pregunto.

Haruka esta vez haría que Shiori le dijera.

Haruka caminaba rápidamente de camino al apartamento de Shiori.

Ella había ido a la misma secundaria de Shiori e iban a la misma Universidad.

Vivían cerca la una de la otra, por lo que a menudo se hacían visitas.

En lugar de ir a lugares juntas, ella irían a sus apartamentos y leerían o verían la televisión juntas, haciendo lo que quisieran.

Sin embargo, no tenían muchas oportunidades de verse últimamente.

Los padres de Shiori habían muerto en un incendio a finales del año pasado, y ella había dejado la Universidad.

Haruka había pensado que Shiori volvería a casa, pero ella comenzó a trabajar en una tienda departamental y sigue viviendo en el mismo apartamento.

Haruka había sido feliz pensando que serían capaces de seguir en contacto, pero el ritmo de la vida de un estudiante universitario y un trabajador era diferente. Ellas no podían encontrarse tan frecuentemente como antes.

Ella había visto por última vez a Shiori hace unos dos meses.

Recordaba que le dijo acerca de conocer a Yakumo y lo esencial en torno a él.

Después de caminar unos cinco minutos, Haruka llegó al apartamento de Shiori.

El cuarto de Shiori estaba al final del segundo piso.

Haruka miró hacia arriba– las luces del cuarto estaban apagadas.

Por supuesto. Mientras pensaba eso, Haruka tomó las escaleras de acero hasta la puerta del cuarto 204.

Ella tocó el timbre.

No hubo respuesta.

Ella lo intentó una vez más y acercó su oído a la puerta. Tampoco hubo respuesta.

Ella no podía seguir tocando el timbre de la puerta en un momento como éste. Ella tampoco podía gritar o tocar muy fuerte.

“Shiori”.

Haruka acercó su cara a la puerta y golpeó discretamente la puerta con el dedo.

Por favor. Despierta. Haruka oraba por eso, pero la puerta no se abrió.

Haruka se recostó contra la puerta y miró hacia arriba. El cielo empezaba a brillar.

Se sentía como si estuviera sumergida.

“La persona de ése cuarto se mudó”.

Haruka volvió a sus sentidos cuando de repente alguien la llamo.

Un joven la miraba con curiosidad. Tenía sentido.

“D-discúlpame. Cuando dices que se mudó…”.

Haruka no podía creer en sus palabras y le preguntó eso.

“Sí, hace aproximadamente una semana. Hubo una llamada, diciendo que cancelaría la suscripción del periódico ya que se estaba mudando”.

“¿Eso es cierto?”.

“No hay razón para que mienta, ¿Cierto?”.

Eso era cierto.

“¿Sabes a dónde se mudó?”.

“No sé. Le pregunté, pensando que podría suscribirse a nuestro periódico después de mudarse, pero ella no lo dijo”.

¿Shiori realmente se había ido?.

“Más importante, te vas a resfriar”.

El joven dijo eso y volvió a entregar periódicos.

Haruka estaba sorprendida–

Capítulo Anterior |Inicio| Siguiente Capítulo

Anuncios