Capítulo 04: El Señor Demonio, Overlord y Dominación Mundial (Lado A/Lado B)

200, sólo 200.

El tamaño del Ejército Demoníaco, según me dijo Drake, era decepcionante por no decir más.

A pesar de que eran el Ejército Demoníaco, sólo eran 200.

Mi clase en la secundaria tenía 40 alumnos, esto era cinco veces eso.

Sólo que muchos podrían recordar a todo el mundo por el rostro y el nombre. Me hace preguntarme cómo lo estará haciendo Yoshinaga-san.

Tenía un apodo cool como [Príncipe Destronado] así que pensé que tendría muchas más tropas a su disposición.

Pensé que vendría con algo tipo el Romance de los Tres Reinos [1] o la Ambición de Nobunaga [2], pero una fuerza de solamente 200 no puede hacer nada.

Hasta la batalla de las Termópilas [3] tuvo 300 soldados espartanos.

¿Qué rayos puedes hacer con sólo 200 soldados?.

«Perdóneme… Dios Maligno-sama, ¿Hay algo qué le preocupe?».

☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽

«¿Qué? Ah, estaba pensando que el ejército de mi creyente carecía de números».

Drake discretamente apretó los dientes.

Es la verdad. Falta de números. La mayor parte de las fuerzas de élite se perdieron en la batalla con [The Northern Overlord], todos los que quedaban eran las heces de un ejército derrotado.

Si no fuera por eso, el genio estratégico y táctico Drake nunca se habría dignado a orarle a un Dios Maligno.

«Sí, Dios Maligno-sama. Estábamos inmersos en una gran batalla. Mi Ejército fue derrotado, y nuestros números disminuyeron drásticamente. Estar aquí en las tierras lejanas es el resultado directo de la derrota».

«Entiendo. Por cierto, ¿Qué tan grande era el ejército enemigo?».

«Aproximadamente 240.000».

«¿Doscientos… Cuarenta mil?».

«En contra de mi unidad de coalición de 190.000».

Es cierto, contra 190.000. El ejército reunido por Drake pudo haber tenido 50.000 menos que su oponente, pero tenían la ventaja de campo.

Si la suerte hubiera estado en su lado, no habrían perdido esa guerra.

«Y ahora, ¿Bajaste a 200?».

«Es correcto».

«…Eso es duro».

«Sí».

¿Qué era exactamente [Duro]?.

Un Dios Maligno solo debe sentarse y ser adorado. La guerra era para los Demonios.

Si él sólo los bendijera con suerte no habría nada de que quejarse. Es sólo un Dios Maligno recién nacido, así que realmente nadie esperaría nada de él.

«Ya veo».

«Dios Maligno-sama no tiene nada de qué preocuparse. A pesar de lo que pueda parecer, estoy versado en estrategia militar. Soy perfectamente capaz de manejar esto. Sólo somos 200 fuertes ahora, pero eventualmente aumentaré diez veces ese número».

☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽

«¿Diez veces?».

«Sí, si aumentamos diez veces, o 2.000, podemos mantener nuestra libertad actual».

2.000, ¿Eh? 2.000 entonces.

El enemigo tiene 240.000 soldados, así que 2.000 parece un poco bajo. ¿No hay nada que se pueda hacer sobre eso?.

Aun cuando Liu Bei [4] estaba en el extremo de la soga, todavía fue capaz de reunir más fuerzas.

Pero todavía, no sé qué nivel de civilización hay en este mundo todavía.

Si son capaces de movilizar una fuerza de 200.000, entonces si estuviéramos hablando de China, sería el ejército de Cao Cao [5] en los Red Ciffs [6] durante la época de los tres reinos.

Si estuviéramos hablando de Japón, incluso ambos lados se combinarán en la batalla de Sekigahara [7] quedaría un poco corto con sólo 165.000.

No estoy demasiado familiarizado con la historia Europea sin embargo. En cualquier caso, si son capaces de movilizar tantas personas, entonces también deben tener por lo menos suficiente producción de alimentos para alimentar a todos los soldados y sus familias.

Realmente necesitábamos conseguir algo de información sobre ellos.

Y había sólo una cosa molestándome.

«¿Hay algo mal?».

«Ah, sí tenemos esos 2.000 a nuestras espaldas, entonces pensaba…».

«¿Pensando qué?».

«…Que podríamos ser capaces de asumir el control del mundo».

☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽

«¿T-tomar el mundo?».

«En efecto, el mundo».

No era de extrañar que Drake fuera sorprendido.

Era una ambición que se había guardado para sí mismo.

Apenas se habían conocido, ¿Y ya esté Dios Maligno había visto a través de él?.

Si las tropas fueran aumentadas a 2.000, podrían asumir los territorios vecinos Demoniacos.

Si no usan un ataque sorpresa, podrían ser capaces de abrir las negociaciones. De golpe podrían tomar toda la región sur y comenzar los preparativos para hacer frente al detestable [Northern Overlord].

«……Por favor, perdone mi descuido. Es cierto, que estoy tratando de tomar el mundo para mí».

«Entonces todo está bien. El Señor Demonio tiene objetivos nobles, ¿Cierto?».

«En efecto es verdad».

Cuando Drake se arrodilló ante el Dios Maligno, escucho a la Deidad decir:

«Esto se ha vuelto muy interesante».

 

☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽

 

[1]: Escrito por Luo Guanzhong en el siglo XIV, es una novela histórica china sobre los acontecimientos en los turbulentos años a finales de la Dinastía Han y la era de los Tres Reinos, desde 169 D. C. hasta la reunificación de toda China en el año 280 D. C.

[2]: Simplemente: La conquista y unificación de todo Japón.

[3]: La batalla de las Termópilas tuvo lugar durante la Segunda Guerra Médica; se enfrentaron el Imperio persa de Jerjes I y una alianza de polis griegas lideradas por Esparta.

[4]: Era un poderoso jefe militar y emperador de Shu durante la era de los Tres Reinos de China.

[5]: Fue el último primer ministro de la dinastía Han. Como figura central del Período de los Tres Reinos estableció los cimientos de lo que llegaría a ser el reino de Wei.

[6]: La batalla de los Acantilados Rojos: Fue una batalla decisiva en el contexto del final de la dinastía Han, inmediatamente anterior al período de los Tres Reinos de la historia de China. Se libró en el invierno del 208 al 209 d. C.N 1 entre las fuerzas aliadas sureñas de los señores de la guerra Liu Bei y Sun Quan y las numéricamente superiores fuerzas norteñas del señor de la guerra Cao Cao.

[7]: La batalla de Sekigahara (関ヶ原の戦い Sekigahara no tatakai) Fue una batalla decisiva en la historia de Japón que tuvo lugar el 21 de octubre del año 1600.

Capítulo Anterior |Inicio| Siguiente Capítulo