Capítulo 08: Yuuji, Guiando Alrededor de la Casa

“Hmm… Kevin-san, me pregunto qué está pasando”. En frente de Kotarou, los tres Beastfolk estaban en posición mostrando sus vientres. Viendo ese gesto por primera vez, Yuuji le preguntó a Kevin. “Esto es… Un gesto que algunos Beastfolk muestran con una persona en una posición social más alta. Aunque lo vi varias veces…”.

Lejos de la conversación de Yuuji y Kevin el Vendedor, Kotarou ladró como si dijera: “Contaré con ustedes más adelante”. Entonces los tres lentamente levantaron sus cuerpos.

“Umm… ¿Por qué hacen un gesto de respeto a Kotarou? ¿Tal vez entienden lo que dice?”. Yuuji le preguntó a la familia. Como era de esperar, tenía curiosidad. Su esclavo Marcel, el padre de la familia, mostró una expresión de sorpresa mientras se volteaba a mirar a Yuuji antes de responder. “Lo siento, Yuuji-sama. Aunque mi amo es Yuuji-sama… No, incluso un Dogfolk no puede entender lo que dice un perro. Sin embargo, sólo al ver a Kotarou, por alguna razón, ella parece ser alguien de alta posición…”. Inclinando la cabeza, Marcel vio a Nina la Catfolk y su hijo, Mark. Sin embargo, ambos sacudieron la cabeza ya que tampoco lo entendían. Mark estaba sacudiendo la cabeza vigorosamente así que sus orejas se balanceaban con fuerza.

“Hmm… B-bueno, no importa. Ya que no hay problema de todos modos”. Ya que el mismo Marcel no sabía, Yuuji dejó de pensar en ello. “Entonces voy a guiar a Marcel-san y a los demás por la casa. Sin embargo, ya que pensé que sería una sola persona, vivirán aquí temporalmente, ya que no tengo la habilidad para construir algo… Ah, ¿Alice, puedes regresar a la casa antes? Ya que quiero hablar de trabajo con Kevin-san”.

“Sí~”, Alice respondió enérgicamente. Ella se caminó hacia la entrada, pero ella se giró repetidamente para ver a la familia Beastfolk. Era una niña curiosa sobre sus nuevos vecinos.

Yuuji salió del terreno de la casa y guio al grupo hacia la zona occidental de la casa.  “Woof”, Kotarou caminaba al lado de Yuuji, como si quisiera decir: “Yo también iré”. Su cola se movía de izquierda a derecha, su estado de ánimo era tan bueno que incluso tararearía un poema si fuera posible. “Sígannos correctamente”, A veces miraba hacia atrás a la familia Beastfolk. Ella los había tratado por completo como sus subordinados.

◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇

“Esto… Tiene una forma extraña. He visitado muchas aldeas, pero esta es la primera vez que veo una casa con esta forma”. Cuando vio el Yaranga que Yuuji construyó, Kevin el Vendedor demostró su sorpresa. A diferencia del principio, donde sólo estaba cubierto con lona azul, el interior y el exterior también estaban envueltos con tela. De momento estaba usando las cortinas y las sábanas de las habitaciones no utilizadas.

“Esto es algo así como un hogar temporal utilizado por los nómadas migratorios. También es la primera vez que construyo algo como esto. Tirando del soporte de madera y de las telas, puede ser desmontado rápidamente y es también fácil de construir en tierra nivelada, aunque podría ser difícil que tres personas vivan, pero traten de entrar primero”. Mientras decía estas palabras, Yuuji levantó la tela que cubría la entrada. Había suaves hojas caídas esparcidas en el suelo para aislarla de la tierra, además, una lámina aislante plateada la cubría. Ya que Yuuji pensó que la chispa de la lámina era molesta para los ojos, extendió una alfombra de la habitación de sus padres sobre ella. En el interior había dos cojines y una pequeña mesa y una bolsa de dormir. Por si acaso, también preparó una manta.

“Muchas gracias, Yuuji-sama. Esto es suficiente para que nosotros tres vivamos”. Marcel el padre respondió. No había espacio privado en absoluto, pero parece que para la familia Beastfolk, no había ningún problema. Sin embargo, parece que Mark no sería capaz de esperar más hermanos o hermanas.

“Entonces voy a poner la jarra de agua, manta, y otros suministros en este lugar. ¿Dónde debería poner los pollos? Además, la cocina y el lavabo…”. Esta vez, además de los tres aventureros que Kevin siempre trae consigo, también había dos guardias privados. Puesto que cada uno llevaba una mochila, llevaban más bienes que los habituales. Habían traído 6 pollos, que estaban dentro de una jaula pequeña y estaban cacareando sin parar.

“Estaría bien que el lavabo este afuera, pero estoy preocupada por la cocina”. La Catfolk Nina, que perseguía alegremente la cola de Kotarou, se giró y preguntó repentinamente. De alguna manera, ella ya estaba en buenos términos con Kotarou, pero como era de esperar, ella era una madre preocupada por la cocina familiar.

“Los pollos se mantendrá dentro del patio de la casa, así que los recibiré más tarde. El agua y el agua caliente serán proporcionadas por la casa. ¿Tal vez estaría bien mantenerla en la jarra de agua?. Estaría bien cocinar adentro, pero… ¿Cómo construyes un inodoro normalmente?, Como esperaba, tal vez no será bueno si no construimos una cocina adecuada y un baño afuera”.

“Un lavabo… En las aldeas normalmente cavan un agujero afuera. Cuando terminan sus asuntos, lo tapan con las cenizas de cierta hierba y tierra. Las cenizas funcionaban como contramedida para los olores y las enfermedades. Ya que nosotros más o menos traemos las cenizas con nosotros, por ahora estaría bien cavar un agujero para el lavabo. Cuando llegue la primavera, por favor haz que Nina-san te hable sobre las hierbas. Sin embargo, cocinar adentro es… Entonces, construyamos una estufa afuera…”. Incluso mientras habla, Kevin continuó descargando el equipaje. Cuando dijo sobre la construcción de una estufa afuera, los dos guardias inmediatamente comenzaron a construirla. Parece que se habían acostumbrado a esto. Kevin, que estaba descargando el equipaje, sacó una caja cuadrada de color gris oscuro. Por el color, la forma, y el tamaño, era como la caja de almuerzo de aluminio de la otra vez.

“¡Ah, Kevin-san! ¡Eso podría ser…!”.

“Sí, Yuuji-san. Ha sido un poco más de un año desde que Yuuji-san me enseñó esto. Finalmente, somos capaces de hacer el envase para los alimentos enlatados. Al insertarlo aquí, la tapa se volverá hermética. ¡Finalmente hemos encontrado el material que no se derrite fácilmente con el calor una vez que se endurece!. ¡Después de esto, llevare varios de estos como prueba durante el invierno y si pueden pasar el invierno sin ningún problema, entonces planeo venderlo en primavera!”. Mientras mostraba una gran sonrisa, Kevin entregó el prototipo de comida enlatada a Yuuji. Lo recibió y determinó su peso. Era duro de tocar y muy pesado. Parecía que no era tan pulido como la comida enlatada en Japón. Aunque la tapa estaba hecha de metal, estaba unida usando algo translúcido. Era algo que parecía silicona pero se sentía diferente al tacto.

“Hmm, ¿Qué es esto, Kevin-san?, al final, ¿Cómo uniste los metales?”.

“Fufufu, eso es un secreto. Pero como fue algo que hice junto a Yuuji-san, te diré más tarde en secreto. Ah, es cierto, esta Catfolk, Nina, está registrada como empleada en mi compañía. Le pedí que desarrollara platos para la comida enlatada. Ya que es difícil que la información se filtre fuera de este lugar y como una cazadora que puede adquirir la carne por sí misma. Ah, tal vez si Yuuji-san puede darle algunos consejos para los platos de la comida enlatada, por favor regístralo. En consecuencia, Yuuji-san también recibirá un pago”.

Este lugar será la primera rama de la compañía que Kevin fundó en la Ciudad Purumie, era algo que Kevin murmuró mientras sonreía. El futuro prospecto, o posiblemente un delirio llamado sueño lo estaba llenando.

◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇

Después de mostrarles el Yaranga, Yuuji terminó la guía mostrando la valla de madera instalada hace poco que encerraba los terrenos de la casa. Él y Kevin regresaron a la casa y conversaron entre ellos mientras estaban sentados con la puerta entre ellos como usualmente hacen. Para ellos hablar así, mientras que podrían conversar sin ningún problema en el exterior ahora mismo, podría ser porque esto se había convertido en su hábito.

Los aventureros, sus guardias, y el Dogfolk Marcel estaban descargando el equipaje o construyendo la estufa y el inodoro. Además de ellos, había un pequeño Golden Retriever caminando correctamente en dos pies alrededor del sitio. Era Mark. Parece que tenía la intención de ayudar con algo. La Catfolk Nina se había ido con un arco en la mano, diciendo que iba a dar una vuelta para familiarizarse con la zona. Por alguna razón, Kotarou la estaba guiando. Parece que se habían vuelto amigas. Tal vez se habían comprendido desde el primer día: la otra parte es una compañera femenina cuidando a los niños. Una Catfolk y un perro, eran una buena pareja.

“Entonces, Yuuji-san. Lamento haberte referido a una familia, es diferente a nuestro primer arreglo. Marcel, el padre, se convertirá en esclavo de Yuuji-san, mientras que Nina, la madre, estará trabajando como empleada de mi compañía. Por favor deja un registro si hay discusiones sobre el conocimiento de Yuuji-san sobre los alimentos enlatados. Ya que también voy a informar el cálculo de ventas y los detalles con Yuuji-san también. ¡Bueno, si la comida enlatada se populariza, entonces no sería un problema si me dejas todo a mí!”. Parece que tenía mucha esperanza en la venta de los alimentos enlatados ya que Kevin estaba de muy buen humor. Ya podría estar apuntando a la futura cuota de mercado.

“Es cierto, desde ese día, he establecido una compañía en las cercanías de la ciudad Purumie. Su nombre actual es Kevin Company. Puesto que le dejé las ventas a los vendedores y como también hay aprendices, puedo moverme con bastante libertad. Entonces, Yuuji-san… ¿Cómo va el registro de la tierra y el Registro de Ciudadano Pionero?”.  Con su expresión volviéndose seria de repente, Kevin le preguntó la respuesta de la tarea que le había dado a Yuuji en su tercera visita en primavera. Tal vez porque él había estado esperando esta pregunta, Yuuji también mostró una voluntad decidida en sus ojos. “Voy a aplicar. Sólo que como era de esperar, quiero que el hecho de que vine de otro mundo permanezca oculto. Esto podría ser descubierto un día, pero hasta entonces planeo aumentar mi fuerza y así como mi apoyo para pelear tanto como sea posible”. Esta era la conclusión de Yuuji… Y también de los Residentes del Tablón.

Un ciudadano Pionero es registrado en el registro de ciudadanos, y así que podrían entrar y salir libremente de las ciudades. El hecho de que él es un Visitante, se ocultará tanto como sea posible, entonces, buscará apoyo para que no sea atacado o secuestrado. Y luego, por supuesto, aumentar su fuerza de combate así como la de Alice y Kotarou.

Algún día, él se encontrará con gente que no fuera Kevin y su grupo. O si antes de esto, algo le sucede a Kevin, entonces Yuuji se empobrecería. Después de considerar el riesgo actual y el riesgo que puede ocurrir si se mudan, entonces por el bien de una vida cómoda segura, Yuuji había decidido ir a la ciudad. Por supuesto, ya que la nieve caerá pronto, el viaje a la ciudad se llevará a cabo en la primavera del año que viene.

 

☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽

Capítulo Anterior |Inicio| Siguiente Capítulo

Anuncios