Historia 10: 『Chicas』

“…Caliente”.

Estaba en un lugar lo suficientemente caliente como para ser adecuadamente llamado calabozo tras ser trasladado por la formación mágica. La pared del calabozo era roja debido al calor.

Un poco más caliente y me derretiré. Esto no se puede comparar a como era antes.

“Ice Wind”.

Ajuste el entorno a una temperatura adecuada. No demasiado caliente, no demasiado frío. Sin embargo, tengo que estar constantemente atento a la cantidad de Magic que he usado para que no se agote rápidamente.

En lugar de usar magia, derrotarlos con la espada era mejor. Los elimine sin magia, aunque donde estaba el Escudo cuando lo necesitas… Tamaki no estaba aquí.

Shuri tampoco estaba aquí, me sentía un poco solitario…

Para ser sincero, quería estar con Shuri. Quería abrazar su suave cuerpo en mis brazos. Para disfrutar de su dulce aroma…

“No… Eso no es bueno. En qué estoy pensando…”.

Puedo perder la cabeza en este calor. El único problema, cuando entré el rango donde estaba usando mi 『Ice Wind』, había un sonido sofocante por el vapor.

Tal vez me enviaron a un piso mucho más bajo. Si es así, tuve bastante suerte.

Como era de esperar, las formaciones mágicas de transferencia pudieron haber sido una invitación del Guardián. Si ese fuera el caso, quisiera ser trasladado directamente al cuarto de escaleras del último piso.

¿Había necesidad de comprar tiempo?… En ese caso, el grupo de Shuri tiene la mano ganadora.

“¿Supongo que debería apurarme y reunirme con ellas?”.

Reanudé la búsqueda del calabozo al doble de velocidad.

◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆

“¿¡Uooh-!?”.

“¡Kya-!”.

“¿¡Waa-!?”.

“¿¡¡Hyau!!?”.

*Bam*, *Bam*, *Bam*, *Posun*, haciendo tres sonidos fuertes y uno lindo, nos trasladamos a una escalera.

Estaba iluminada por antorchas encendidas que fueron contenidas en viejos contenedores a lo largo de las paredes.

Las escaleras eran un espiral más que más que el corto del tipo recto.

Afortunadamente nos salvamos del peor escenario de todos, caer a oscuras.

…Aunque la primera persona en ser transferida, Leadred, estaba debajo de nosotras y dejó escapar un gemido de por el impacto.

“…E-entonces, ¿Vamos?”.

Hayase-san, que estaba en la parte superior y recibió el menor daño, miró en su bolso por medicina de recuperación cuando la escuché decir eso.

“…No tenemos más opción que ir”.

Respondiendo a su pregunta que había sido resuelta desde el principio, fui poco a poco. Detrás de mí, la formación era Yui-chan, Hayase-san y Leadred-san.

“No es tan caliente como pensaba”.

“Yeah. Me he sentido mejor desde hace un momento”.

“¿Tamaki está usando magia?”.

“No. Aunque no sé por qué, este lugar parece estar desconectado de las reglas del calabozo… ¿Fuimos transferidas a otro calabozo?”.

Es una pena… Pero no puedo decirlo con certeza. Incluso desde hace un tiempo, el tipo de escaleras eran diferentes a las de antes de 『Campo de Ejecución Infernal』.

…Oh, me pregunto Dónde está Katsuragi-kun…

“Aunque no sabemos, necesitamos avanzar… ¿Vamos lo más lejos posible?”.

Otra vez, viajamos a través del calabozo por las palabras de Yui-chan. El silencio pesaba sobre nosotras, sobre todo sin alguna conversación particular.

Aunque no creo que estemos en malos términos entre nosotras, Hayase-san está aquí esta vez… Somos incapaces de hablar de algún tema con ella.

Yui-chan y yo no hemos leído muchos libros, y Leadred-san no era el tipo de persona que piense en ese tipo de cosas…

De alguna manera u otra creo que Yui-chan no le gusta este ambiente…

“…Tenemos tiempo libre para una charla de chicas”.

Después de unos minutos de nada excepto bajar las escaleras, efectivamente, Yui-chan arrojó la bomba.

Diciendo eso que era un tabú y me sentí como si golpeará a mi mejor amiga en la cabeza. Porque, a todas las compañeras de clase les gusta el mismo hombre.

Pero, creo que deliberadamente eligió este tema porque sabía eso.

Para aclarar mutuamente nuestros sentimientos… Probablemente.

“¿Charla de chicas? ¿Qué significa eso?”.

“Leadred-san no lo sabe huh~. Es cuando las mujeres hablan mutuamente de las personas que les gustan ¿Sabes? ¿A Leadred-san le gusta Katsuragi?”.

“No, tengo ningún sentimiento romántico por el él. Aunque lo respeto”.

“Ves, eso es lo que es”.

“Ya veo. Ahora lo entiendo”.

Yui-chan removió a Leadred-san del bucle. Con esto, se convirtió en un verdadero enfrentamiento de tres vías.

“Ah, aunque no quiero que lo malinterpretes, no te preocupes, no es como que planeara inmiscuirme. Por favor, ¡No me mires así!”.

Yui-chan se inclinó con los brazos levantados delante de su cara.

Qué barbaridad, definitivamente no haría eso.

“Puede ser demasiado tarde, pero… Si no quieres, no tenemos que…”.

“¿Eras alguien qué retrocedería por tal cosa… Tamaki-san?”.

Hayase suspiró medio asombrada. Pensé lo mismo.

“Q-quiero decir, es porque ustedes dos me estaban viendo tan intensamente”.

“…Eso es porque estoy ardiendo con hostilidad hacia Hamakaze-san”.

Hayase-san afirmó sin perder su calma. Ella me dio una larga mirada con sus ojos rojos.

Sin embargo, su expresión se suavizó inmediatamente.

“…¿Qué? Era una broma. Aunque ciertamente envidio a Hamakaze-san, no soy celosa”.

“Oh, ¿Es así?”.

…Yui-chan. Una pregunta me vino a la cabeza, aunque sabía que era mala.

…Aunque comencé a decirla de todos modos.

“Sí. No me importa ser la segunda o tercera. Mientras obtenga amor, ¿No debería ser feliz?”.

Pero, ella continuó.

“El momento cuando, apelando por él, me convierta en la número uno de Katsuragi-kun, por favor, tenga paciencia”.

A pesar de estaba temblando, Hayase-san estaba haciendo una sonrisa perfecta.

…Era una declaración de guerra.

La acepté.

“…Eso nunca sucederá. Es decir, no voy a entregarlo”.

“Fufufu. Katsuragi-kun también es un humano, su mente puede cambiar ¿Sabes?”.

Si fuera un manga seguramente habrían chispas volando.

Mi mirada y la de Hayase-san se cruzaron.

No se movió ni una pulgada.

Por lo tanto, tengo que demostrarle mi dominio.

“Yo… Tomé su primera vez. La de Katsuragi-kun”.

“¿Eh-…?”.

La expresión de Hayase-san se derrumbó. Parece que eso fue inesperado incluso para ella. Yui-chan se ruborizó. Tal vez, escucho mi voz en ese momento.

“Por lo tanto, me pregunto si es posible que Hayase-san pueda ponerse al día”.

“E-eso no hace la diferencia. Porque usaré mis propios métodos para estar con él sin fallar”.

“No te olvides de mí… Yo también quiero estar con él…”.

“No he olvidado. Más bien, ya te estoy vigilando Tamaki-san”.

Las quejas de Yui-chan fueron rápidamente contrarrestadas por Hayase-san.

Estaba de acuerdo con su opinión.

“Eh, ¿Por qué?”.

“¿Qué quieres decir con por qué…? Yui-chan. Recientemente, has estado junto a Katsuragi-kun. Conversando tan agradablemente…”.

“¿Ustedes dos piensan que soy cercana a él?”.

“¿Y Katsuragi-kun no hizo planes con Yui-chan antes? Para ganar contra Fantra… Te besó”.

“……Heeeh”.

“¡E-eso era inevitable! ¡Teníamos que ganar contra ese tipo! ¡Katsuragi tampoco quería! Mejor dicho, ¡Hayase-san da miedo!”.

Yui-chan logró hacer algo raro agitando enérgicamente la cabeza y al mismo tiempo agitando ambas manos en negación.

Pensé que se veía muy nerviosa.

Cuando estaba pensando en cómo burlarme de ella, escuche una voz desde atrás.

“…Ah-, no quiero interrumpir pero… Dejaron de moverse hace un rato”.

[………Ah].

Cuando Leadred-san lo indicó nos dimos cuenta que nuestros alrededores no habían cambiado desde hace un rato.

Tal vez nos pusimos demasiado apasionadas en medio de esto.

Cada una de nosotras mostró una sonrisa irónica, rápidamente reformamos la línea y comenzamos a avanzar una vez más.

Para cubrir el terreno perdido, bajamos en silencio.

Después de seguir durante unos diez minutos, había una puerta abierta. La escalera terminaba ahí.

“…Todas. Prepárense para la batalla”.

Todas sacaron sus armas. También saqué mi daga apretándola.

Corriendo a través al mismo tiempo, pasamos a través de la puerta.

Nuestro campo de visión se amplió. El final de la escalera estaba conectado al cuarto. El diseño del interior era diferente.

Sin embargo, había una mujer frente a nosotros.

Su físico no era como el de un humano. Ella estaba cubierta con mechones de pelaje marrón claro.

Su rostro era notable. Una nariz como de perro. Bigotes brotando de sus mejillas. Orejas saliendo de su cabello.

“…¡Bienvenidas al último piso de el 『Campo de Ejecución Infernal』. Yo soy quién las invitó aquí, Lily Shuraham, líder de la tribu de Beastman”.

Una esquina de su boca se levantó y pudimos ver sus afilados caninos.

“Bueno, tienen mis respetos”.

Capítulo Anterior |Inicio| Siguiente Capítulo

Anuncios