Historia 13: 『Primer Contacto』

Decir ese nombre hizo que se detuvieran y un ambiente silencioso cayó sobre el salón.

La línea de visión de todos en este confinado espacio estaba sobre mí. El 100% en asombro.

“…¿Tamaki? ¿Qué sucedió?”.

“…¿Qué es eso?”.

Cuidadosamente hice que mi voz no sonará vacía, pero sólo era capaz de decir algunas palabras.

“Llamar por el nombre a este mocoso… Es inusual…”.

…¿Eh? Frenéticamente lo soporté y me filtré la voz.

Había olvidado que usé el nombre de Katsuragi muy pocas veces.

Ahora he estado usando el nombre de Katsuragi todos los días. Me había acostumbrado a la cálida sensación cada vez que lo usaba.

Quiero proteger esa sensación.

“No, me había olvidado que el profesor llamó a Katsuragi hace un rato. Me dijeron que lo… Llevará”.

Una mentira. Me las arreglé con algo.

Está bien. Lo engañé. Si puedo hacerlo fuera de este lugar no me importa.

Samejima guardó silencio por un momento antes de hacer clic con su lengua.

“Justo cuando se estaba poniendo interesante… ¡Hey! ¡Vamos!”.

“¿¡Ugh!?”.

Él pateó la barriga de Katsuragi en el suelo y dejó el salón de clases con su bolso.

Probablemente porque ya no había una razón para estar aquí. Compañeros de clase empezaron a salir en grupos.

Porque eran espectadores del bullying de Samejima.

“Tama-chan, chau~chau”.

“Yui-chan, ten cuidado ¿Sí? Ese tipo, nunca se sabe lo que va a hacer”.

“……”.

Me entristeció escuchar la advertencia de Shuri-chan.

Te equivocas, Shuri-chan.

Katsuragi es gentil y tiene un fuerte corazón.

Es la persona de que te llegaste a enamorar, él es quien te ama más que nadie.

“Yeah, gracias. Chau~chau”.

Shuri-chan y Nanami-chan agitaban sus manos y salieron por el pasillo.

Probablemente para ir con Samejima. La Shuri-chan de este tiempo me dijo que le gustaba Samejima.

Él se veía bien y tenía cerebro y fuerza física. Él era un chico amigable, excepto con Katsuragi… Eso es lo que me dijo Shuri-chan.

Sin embargo, sabía que eso era sólo un disfraz… Aunque ya era demasiado tarde, quería hablar con ella.

Fuh… Tomé una larga respiración. Estaba con Katsuragi sola en el salón.

Todavía se arrastraba en el piso por el dolor.

Ahora mismo, yo era una de sus principales agresores… Así que creo que, viéndolo objetivamente.

Si esa persona fuera tratar de decir palabras reconfortantes, ¿Qué tipo de cosas sentiría Katsuragi?.

¿Qué estaba siendo despreciado? ¿Estaría agradecido?.

No estaba segura. Lamentablemente no podía predecirlo porque no tenía experiencia en eso, no podría ni considerarlo.

Sólo podía tratar con los resultados.

“…Muy bien”.

Intenté animarme a mí misma con una vocecita.

Entonces, aquí voy.

“…Katsuragi”.

“……”.

“…¿Estás bien?”.

“……¿¡!?-“.

Katsuragi no creía lo que estaba viendo y abrió sus ojos. Sin embargo, al instante empezó a mirarme.

“…¿Qué estás?… ¿Te golpeaste la cabeza?”.

“Ah, sí. Esta mañana, me desperté después de golpear la pared”.

“¿…De qué estás hablando?”.

“¿No puedes ver que una doncella está tratando de tapar su vergüenza?”.

“…Y ahora están siendo mandona”.

“Ah, lo siento. No lo decía así…”.

Intenté recuperar una toalla de mi bolso, pero noté que mis ropas habían cambiado.

…Bueno, habría sido cómico estar en vestida así en la escuela.

En cambio llevaba el marinero asignado por la Academia.

Aunque no tengo una toalla, traía un pañuelo en mi falda todos los días.

Tomando la tela a cuadros azul claro de mi bolsillo, la coloque donde su boca sangraba debido a la fuerza con la que se frotó contra el piso.

“¿Estás bien, Katsuragi? ¿Te duele?”.

“……”.

“…¿Katsuragi?”.

Porque esperaba que no respondiera, lo llamé por su nombre otra vez. Con eso, Katsuragi volvió a la realidad y quito mi mano.

“…¿Qué estás haciendo?”.

“Tratar la herida de Katsuragi tratar”.

“¡Eso es lo que quiero decir! ¿¡Por qué lo estás haciendo!?”.

Ese grito claramente mantenía ira. Sin embargo, no iba a huir.

“Lo siento. Por todo lo que he hecho hasta ahora, pido disculpas. Lo siento mucho”.

Di varios pasos hacia atrás y me incliné.

“¿¡–!? ¿¡Qué estás haciend-!? ¡¡Por qué te estás disculpando de repente!!”.

“Porque me di cuenta. Los pecados que he estado cometiendo”.

“Qué estás diciendo… ¡No lo entiendo…!”.

“Está bien. No necesitas perdonarme. Pero, permíteme curarte. Voy a estar preocupada si se infecta”.

Moví el pañuelo que Katsuragi había quitado de nuevo en su boca. Sin embargo, él lo tomó y limpió la sangre por sí mismo.

“……Tch…”.

Katsuragi puso el pañuelo en su bolsillo.

“…No creas que ahora estoy en deuda”.

“No me importa. No tenía esa intención”.

“……”.

Katsuragi me envió una mirada apática.

“Hey, tú [1]“.

“Tamaki Yuina. Llámame cómo quieras”.

“…¿Estabas siendo seria con lo de sentirte mal por lo que me hiciste?”.

“Sí, es cierto. ¿Cuántas veces quieres que me disculpe hasta que estés satisfecho?”.

“Entonces, déjame golpearte una vez”.

Katsuragi separó su boca en una mueca y sonrió vulgarmente.

Si fuera el otro, ya que su apariencia es buena, acabaría encantada por la sonrisa Nihilista [2], pero aquí, debido a que él es una bolsa de grasa, no era guapo en lo más mínimo.

Esa brecha entre los dos me hizo inconscientemente sonreír amargamente.

“¿Me estás viendo hacia abajo?”.

“No. Sin embargo, pensaba que no eras cool en absoluto”.

“¡Me estabas mirando hacia abajo después de todo!”.

Por un momento recordé cómo hablaba gratamente con él en Rostalgia.

El indignado Katsuragi sacó su puño y le confió sus emociones.

Tan lento.

Comparado con los golpes de Katsuragi de la experiencia en Rostalgia estos golpes eran muy aburridos. Creo que podría perforar si tuviera un cuchillo en mi mano.

También sería fácil esquivar.

Sin embargo, evadirlo no sería nada bueno.

El puño golpeó mi cara e hizo un sonido seco.

Abandonar todos los intentos de soportarlo, me sorprendió y mi cuerpo fue golpeado vigorosamente sobre una fila de pupitres.

Un leve dolor pasó por mi espalda. Mi mejilla derecha también… Al parecer no estaba agrietada. Sólo palpitaba.

“……Ah-“.

Katsuragi dejó escapar un solo sonido de su boca.

¿Me pregunto si se estaba lamentando? ¿O estaba sintiendo placer? Tal vez era la primera.

Katsuragi apretó los dientes. Escuché el sonido de sus dientes al chocar.

“¿Por qué no lo evadiste…? Si eres tú, podrías fácilmente hacerlo”.

“Porque… Katsuragi dijo que quería un golpe”.

“…¿¡No pensaba que estuvieras mintiendo? ¡Por qué! ¡Respóndeme!”.

“Porque no podía transmitirle mis sentimientos a Katsuragi. Realmente quise disculparme”.

“Incluso si dices algo así de repente… ¡Sé que sólo estás bromeando!”.

…Me pregunto qué tipo de emociones se arremolinan dentro de él para gritar algo como eso.

Justo antes de esto estaba tratándolo como basura. Aunque la actitud de la odiosa persona que te molestaba diera un 180°… No lo creería.

Absolutamente sospecharía que había algún motivo oculto.

Katsuragi seguramente pensaba eso.

Desconcierto. Sospecha. Odio.  Creo que esas clases de cosas estaban corriendo en él.

Quiero deshacerme de esas emociones negativas. Quiero restaurar el Katsuragi desde antes de venir a este lugar.

“…Yeah, es por eso que no me importa. Aunque no por ahora, quiero que creas en mí poco a poco”.

“¡Molesta! ¡No me hables más nunca!”.

“No me detendré. Quiero que Katsuragi disfruté su vida escolar”.

“¿Disfrutarla? ¿Mi vida escolar? ¡No quiero escuchar eso de ti! Abusando de mi hasta el punto de la violencia… ¿Ahora quieres que me divierta?” .

Él se acercó mí y agarró mi cuello, tirándome.

“¡No me estés jodiendo!”.

“No estoy bromeando”.

“Nunca vuelvas a hacer algo como esto otra vez. No quiero tener nada que ver contigo”.

“No quiero”.

“Entiendo. Te perdono. Está bien con eso. Ahora deja de hablarme”.

“No es eso. No pedí disculpas porque quería el perdón. Te pedí disculpas para que podamos sonreír juntos”.

“¡¡—!! ¡¡¡Es suficiente!!!”.

La impaciencia de Katsuragi aumentó por la respuesta repetida, tomó mi mano, me empujó y recogió su bolso para salir corriendo.

“¡Espera!”.

“……”.

Katsuragi se detuvo por mi declaración.

“…Katsuragi. No tienes que aguantarlo si es doloroso ¿Sabes? Puedes abrirte a mí”.

“……”.

Sin dar alguna respuesta en particular, Katsuragi comenzó a moverse otra vez y dejó el salón.

Comprobando que ya no podía escuchar sus pasos, miré hacia el techo.

“…Me pregunto si el primer contacto fue… ¿Razonable?”.

『Sí, razonable』 esa era impresión que tengo de eso. Porque ahora mismo, creo que Katsuragi seguramente también tiene problemas.

No apuntó demasiado alto. Porque algún día, Katsuragi definitivamente me entenderá.

…Bueno, el análisis simple se terminó…

“…Hey, no pusieron nada en su sitio…”.

Mirando los pupitres y sillas desorganizados, suspiré.

Creo que probablemente ahora debería cumplir mis deberes como la Presidenta del Comité.

 

[1]: Está usando el Omae, que denota desprecio/enfado.

[2]: Negación de toda creencia o todo principio moral.

Capítulo Anterior |Inicio| Siguiente Capítulo

Anuncios