Historia 14: 『Re:Vida Escolar』

Termine de limpiar el salón y me detuve en la sala de Facultad. Era necesario aplastar a todas las peligrosas posibilidades.

En la sala de profesores, hablé acerca de la situación con el profesor.

Escuchó qué tipo de cosas hizo Samejima y le expliqué por qué las notas de Katsuragi eran así.

Satisfactoriamente obtuve un acuerdo de cooperación de él para ayudar a superar la situación de Katsuragi.

El profesor también parecía estar preocupado por Samejima porque estaba tomando ventaja de ser nieto del Presidente de la Junta.

Además, Katsuragi también había sido detenido por eso y lo escucho.

…La naturaleza reflexiva de ese tipo no había cambiado después de todo…

Era genuinamente feliz acerca de eso.

“…Katsuragi, estaré esperando”.

Un guion inicial razonable y mejoré mi estado de ánimo en el camino de regreso a mi dormitorio.

Los dormitorios de Okinomiya tienen una habitación por persona. Aunque a veces se sentía pequeña, nunca fue inconveniente para el día a día.

“…Hmmm”.

Ahora estaba sentado en una silla en mi escritorio en la esquina de mi habitación estirándome.

Abrí el cuaderno en mi escritorio. Sin embargo, no estaba prestándole atención.

Estaba dejando de lado mis estudios para pensar una estrategia para mejorar mi posición con Katsuragi. Aunque no estaba dando ningún resultado…

“…Esto no está ayudando…”.

Mi ropa de aventurera y mi bolso de cintura fueron transferidos a este cuarto. Los contenidos eran los mismos que tenían.

…Hablando de eso, ¿Me pregunto si puedo usar magia aquí?.

“Ice Wind”.

Hice un cántico, pero al parecer que no hubo efecto…

Así que no hay magia…

Aunque si sería útil o no era otra cosa completamente diferente…

Entonces no tengo opción…

“…No puedo lidiar con momentos como este… Necesito enfriar la emoción de antes…”.

“¿Quéééééé haces despierta? Yui-chan”.

“Nada, simplemente tratando de averiguar qué hacer ahora…”.

……¿Hmm?.

Mi amigo Shuri-chan miraba mi cara desde arriba.

…¿Shuri-chan? ¿¡Cómo!?.

“¿¡Uwah-!?”.

En mi sorpresa puse mi peso contra el respaldo y caí sobre el piso.

“Oww…”.

“¿E-estás bien? ¿Yui-chan?”.

“Ah. Y-yeah. De algún modo”.

Shuri-chan se preocupó y me dio una mano. La agarré y me puse de pie.

“¿En serio? Aunque golpeaste fuerte tu cabeza…”.

“Estoy bien, estoy bien. Sólo fue un poco doloroso. Ni siquiera un rasguño”.

Además, no era nada comparado al daño que recibía siendo usada como un Escudo por Katsuragi.

Ese tipo, debido a un asunto en el 『Campo de Ejecución Infernal』, realmente estaba siendo usada como un Escudo.

¿Por cuánto tiempo estuve tratando desesperadamente de no morir…? Recibí algunos golpes…

…Ese idiota…

“…¿Yui-chan.

“…¿Ah, sí? ¿Qué sucede?”.

“…No, porque sonreíste de repente, me preguntaba que sucedió”.

“……Nada en particular”.

No lo diré. No diré que estaba sonriendo al recordar una conversación con Katsuragi.

“A-además, ¿Por qué Shuri-chan vino a mi cuarto? O mejor dicho, ¿Cómo lo hiciste para abrir la cerradura?”.

“Sí. Fue tu descuido, Yui-chan… Ah, no es eso… ¡Aquí!”.

Shuri-chan tomó el cuaderno que estaba escondido en su espalda. Estaba cubierto con una escritura esporádica. Sin embargo, había algunas partes en blanco.

“…Estos clásicos traducidos… ¿Me podrías enseñar?”.

Se detuvo, inclinó su cabeza hacia un lado y asumió una postura de súplica.

Si se tratara de Katsuragi, en lugar de enseñarle activamente los clásicos le enseñaría otras cosas.

“…Hah. No tengo opción huh, Shuri-chan”.

No podía rechazar la petición de mi mejor amiga. Ya que mis planes para Katsuragi han comenzado a estancarse un cambio de ritmo podría ser bueno.

…También quería seguir hablando.

“Okey. Bien, ven aquí”.

“¡Yay~! ¡Yui-chan, te amo ~! “.

Cerré el cuaderno que tenía estrategias para Samejima y tomé el cuaderno que tenía notas sobre los clásicos de la estantería.

Shuri-chan estaba armando una pequeña mesa que había comprado para usar en las fiestas.

Le dije que le enseñaría. Sin embargo, en su caso eso significaba que estaría firmemente preguntando explicaciones hasta que entendiera.

Por lo tanto, le dejé que copiara de mi cuaderno.

Se sentía como si estuviera haciendo trampa, aunque mantuve ese pensamiento para mí misma.

Shuri-chan inmediatamente dijo:

“¡Gracias!”.

“…Shuri-chan”.

Mientras que ella estaba tomando notas del cuaderno en el de ella serví un poco de jugo de uva de la nevera en dos vasos.

“¿Qué~ es esto?”.

Tomó un trago del juego de uva.

“…¿Qué dirías si me gustará Katsuragi?”.

“¿¡Bu-!?”.

Como si fuera una escena de algún manga, Shuri-chan estaba sosteniendo su boca, para evitar que el jugo se saliera.

“…Por favor, lávate la mano”.

“¡E-está bien! Porque no salió nada, ¡Está bien! Sin embargo, ¡Aparte de eso!”.

Ella estaba agitada y aplaudió con sus manos.

“¡Yui-chan! ¡Mañana vas a ir al hospital! ¡Después de todo te volviste extraña por ese golpe en la cabeza de antes!”.

“¿Qué estás asumiendo con esa historia? Además, estoy bien desde antes, ¡Soy normal!”.

“Entonces, ¡¡Tienes mal gusto!!”.

“…¿Eso no fue un poco cruel? También tiene algunos puntos buenos…”.

“¿Cómo cuales~?”.

“Eh, ah…”.

“…Pensaba lo mismo”.

Shuri-chan empezó a hablar cómodamente y golpeó mi espalda con un *PonPon*.

“Yui-chan… Debe detenerte con Katsuragi… Hey, hay algunas buenas personas en nuestra clase”.

Me sentí un poco molesta y le regresé algo en venganza. ¿

“¿Cómo Samejima?”.

“…¿Por qué él no es bueno?”.

“¿Por qué? Él es el más popular en nuestra clase”.

“¡S-suficiente! ¡Ya lo sé!”.

Shuri-chan miró hacia abajo mientras su cara se puso roja.

Tal reacción era Linda y generalmente causaría que la abrazara con fuerza… Sin embargo, no era el momento para eso.

Le gusta Samejima y no Katsuragi.

No era feliz acerca de eso, pero… Sinceramente, me hizo feliz.

Aquí podía monopolizar a Katsuragi. Sin ser molestada por Shuri-chan y Hayase-san…

Había veces en las que deseaba que solo me viera a mí.

Porque en realidad Shuri-chan le gusta Katsuragi.

Yo era la segunda.

Comencé a darme cuenta de lo increíbles y reales que eran los sentimientos de Hayase-san.

“…Hey, Shuri-chan… Sabes, me gusta en serio Katsuragi”.

“Así que algo estaba raro hoy…”.

“Eso no es todo… Me di cuenta. Sus méritos y encanto…”.

Katsuragi me aceptó, una de las personas que lo intimido.

Como alguien por quien estaría dispuesto a morir.

De alguna manera u otra egoístamente me colgué sobre Katsuragi.

Juntos, junto a él.

Y Katsuragi debe estar dormido en un lugar como este también.

…Es cierto. Este Katsuragi debe ser el mismo que el Katsuragi real. Tengo una idea.

“Sé que es ridículo decir esto después de haberlo herido recientemente”.

“…No. Yui-chan no es ridículo. Porque, algún día… Tarde o temprano nosotros también podemos ser objetivos en el futuro. No tengo opción”.

“Gracias. Sin embargo, no hay ninguna manera de que me dé por vencida. No me importa lo que hagas con Samejima. ¿Bien? Hay algo que quiero hacer”.

“¿Algo que quieres hacer?”.

“Sí. Por lo tanto, creo que también debo decirte Shuri-chan”.

Empecé a contarle mi plan. Para ayudar a Katsuragi y no involucrarla, era necesario.

Shuri-chan notó mi atmósfera seria y se puso seria también.

No era la habitual mascota adorable.

“En primer lugar, yo—”.

Mientras le instruía los sentimientos a mi mejor amiga, le dije lo que haría.

◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆

“¡Buenos días, Katsuragi!”.

[¿¡!?].

Un gran terremoto corrió a través de la clase. Al mismo tiempo los estrepitosos sonidos rápidamente se volvieron silencio.

Aunque sentía la mirada de todos dentro de la clase, esto era lo que esperaba. Me senté en el asiento junto a Katsuragi.

“…Por qué estás tan callado. Voy a estar avergonzada si mi saludo no es devuelto”.

“……Ah, lo siento…”.

Katsuragi se asombraba y comenzó a disculparse, pero se detuvo a la mitad.

“…Tú. ¿No escuchaste lo que dije ayer?”.

“Tengo la costumbre de olvidar cosas inconvenientes después de un día”.

“¿¡Estás bromeando!?”.

“Uh-oh, es absurdo que grites aquí. ¿Podrías calmarte?”.

“……Tch”.

A diferencia de cuando hablé ayer con Katsuragi después de la escuela, se detuvo con un chasquido de lengua cuando recordó que había un montón de compañeros presentes.

Sí, hasta ahora va bien.

Segundo Período.

“¡Katsuragi!”.

Tercer Periodo.

“Katsuragi~”.

Descanso del Almuerzo.

“Katsuragi~. Come conmigo~”.

En cada periodo, me acerqué a Katsuragi.

Aunque tristemente me ignoraba cada vez, continué con lo mismo sin leer la situación.

Ahora era descanso del almuerzo.

Tomé la mano de Katsuragi sin esperar a que me respondiera.

“Espe-, tú-… ¿¡Uo!?”.

Lo llevé con mis manos que habían sido mejoradas por mi estado Physical y fue incapaz de poner resistencia.

Aunque Katsuragi estaba tratando de no resbalar, seguí adelante.

Aunque mi destino normalmente estaba prohibido para los estudiantes, ayer me quedé con la llave del profesor.

Giré la llave que calzaba precisamente en el ojo de la cerradura, abrí la puerta y el cielo azul entró a la vista.

La azotea. Un mundo sólo para Katsuragi y para mí. Nuestra vida empezará aquí.

“Katsuragi”.

“¿Qué quieres? Mi mano, mano, déjala ir”.

“No quiero”.

Además, apreté mis manos.

La sensación de la mano fría de Katsuragi se sentía bien.

“—Vamos a derrotar a Samejima”.

“¿Ah?”.

Katsuragi levantó la mirada en reacción a las repentinas palabras que no entendía.

Entendí su resistencia.

Sus ojos, como cuando me mato y cuando escuchó acerca de Samejima en el Gremio de Russell, estuvieron ferozmente sonriendo.

Aunque él no respondió, lo entendí.

“Vamos a empezar de nuevo hoy. Desde aquí, nuestra vida escolar comenzará otra vez”.

Después de todo, Katsuragi— es Katsuragi.

Capítulo Anterior |Inicio| Siguiente Capítulo

Anuncios