Historia 19: 『Contraataque』

El entrenamiento secreto especial en la azotea estaba condensado en dos semanas para terminar.

“…Hay una gran diferencia, Katsuragi…”.

“En serio…”.

Nanamin y yo miramos al joven delante de nosotros y dimos nuestras honestas opiniones.

El último día de vacaciones de invierno, recordé cómo había cambiado Katsuragi… El aspecto exterior de Katsuragi era distinto al de antes.

La diferencia entre el antes y el después era increíble.

Aunque no significa que cambió al de Rostalgia. Aun así, los resultados aparecieron.

La redondez de su cara había desaparecido, y su estómago que colgaba hacía afuera se había retirado espléndidamente. Sus brazos también estaban cubiertos de músculos y no sólo grasa. Tal vez, porque esto era un mundo virtual esto podía pasar.

“Yeah, aunque lo dude”.

Katsuragi palmeó su estómago.

“No creí que alguna vez no vería mi estómago cuando miro hacia abajo”.

“Es el resultado de tu esfuerzo”.

“…Es cierto. Si no hubiera ningún resultado, lloraría”.

Es razonable que Katsuragi diga eso. Porque llené el horario de Katsuragi hasta el límite.

Correr, entrenamiento de peso, combate la práctica etc. Ese menú que parecía apretado fue hecho para Katsuragi.

“Bueno, en cualquier caso estoy deseando que llegué mañana”.

“Puedes ser confundido con un estudiante de transferencia”.

“Es como dijo Nanamin. Votó a que serás confundido con alguien más”.

“Haré lo mismo que Yui-chan”.

“Yo también… Bueno, no quiero ser una apuesta”.

“¿No está bien? Pensamos que Katsuragi se ve diferente al de antes”.

“Pensándolo, se ha convertido en algo divertido”.

“Aunque el entrenamiento de combate será más intenso a partir de mañana”.

“¿Huh? ¿Eso es interesante? Mi cuerpo de pronto comenzó a dolerme”.

“Entonces, te aflojaré. Hey, préstame tus brazos”.

Tiré por la fuerza de sus brazos que él había doblado en su espalda con todas sus fuerzas. Tomé su mano y tiré para que su codo se pusiera derecho.

“Espe-, ¡¡Tamaki, eso es peligroso!! ¿¡Se doblará!?”.

“Ustedes dos son buenos amigos~”.

“¿Verdad?”.

“No, ¡Espera! No importa cómo lo mires esto es violen- ¿¡Aaaah!?”.

Después de eso, aflojé el cuerpo de Katsuragi hasta que estaba derrumbado débilmente y parecía un molusco.

“…Maldición… Mi cuerpo está gritando por todas partes…”.

“Es porque es malo decir algo como eso. Aparte, ven rápido así que podemos iniciar la reunión de estrategia”.

“…De dónde sacas tanto poder… Hoy en día, una heroína violenta no es popular”.

“Katsuragi-kun. ¿Decías algo?”.

“¡Tus ojos no están sonriendo! ¡Dan miedo! Lo tengo, ¡Ya voy! Hey, Sajima también”.

“Sí~ “.

Después de bromear junto a mí, Katsuragi, que recibía un masaje de Nanamin— ya que fue Nanamin la que se lo ofreció, él no podía detenerla— se acercó a pesar quejarse.

…Recientemente, Katsuragi no ha estado ansioso alrededor de Nanamin.

“¿Qué pasó? Tus mejillas están hinchadas”.

“…No es nada… Estás interpretándolo demasiado”.

Les pasé a los dos un pedazo de papel que tenía lo que haríamos de ahora en adelante escrito en él. Tenía los roles y el método para derrotar a Samejima en él.

“…Es increíble, Tamaki. Esto es muy bien hecho”.

“Quiero que Katsuragi gané. Has trabajado duro”.

“¿E-es así?… Gracias, Tamaki”.

“Fufu. No te preocupes por eso”.

“Wow~, eres tan dulce~”.

Nanamin utilizó su mano para cubrir su rostro ruborizado, nuestro intercambio se expresó abiertamente.

“¡U-ustedes dos! ¡Ahora no es momento de mirarse  felizmente el uno al otro esto se trata de una reunión de estrategia!”.

Tuvimos problemas para quitar nuestras miradas del otro y como esperaba Nanamin decidió avanzar la conversación señalándolo.

“…Aun así está bien dejarlo un poco más…”.

“¿Yui-chan?”.

“…No, no es nada. Bueno, ahora te diré lo qué harás a partir de mañana—”.

La ceremonia de apertura. Los tres fuimos a la escuela como habíamos discutido el día anterior. Felizmente, brazo en brazo.

Con eso dicho, sólo estaba haciendo esto porque Nanamin lo dijo. Hasta el amargo final, lo hice para sacar de quicio a Umahara, no porque quisiera coquetear con Katsuragi.

Definitivamente no es por eso.

“…Nanamin. Deja de mirándome con esa cálida mirada”.

“Pero, la cara de Yui-chan tiene una increíble sonrisa”.

“Eh, ¡Estás bromeando!”.

“Es broma”.

“¡¡Nanamin!!”.

“Tranquila las dos. Hemos sido el centro de atención desde hace un rato”.

Subimos las escaleras mientras charlábamos con ese sentimiento. Sin parar, respiré profundamente y entré en el salón de clases con normalidad.

El salón se llenó de silencio. Sin embargo, susurros surgieron cuando vieron a Katsuragi.

“¿Q-quién es ese tipo…?”.

“…¿El novio de Tamaki? Pero, ¿Quién es ese tipo?”.

“¿Un estudiante de transferencia tal vez?”.

Nanamin desesperadamente trató de no reírse por la errónea conjetura mientras iba a su asiento. Katsuragi y yo subimos a la plataforma. Katsuragi poderosamente declaró ante todos.

“Yo… ¡Katsuragi Daichi, estoy saliendo con Tamaki Yuina!”.

“…¿Qu-?”.

[¿¡¡Eeeeeeeh!!?].

Un gran coro de voces en el salón surgió por la sorpresa. Todos dejaron lo que estaban haciendo.

Sólo Samejima era diferente. ¿Era la compostura de una persona fuerte?.

…Aun así, Katsuragi definitivamente te derrotará.

—Comienza el contraataque.

◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆

Dos semanas han pasado desde la declaración de guerra. Hasta ahora las bromas hacía Katsuragi se han calmado. Creo que es debido a dos cosas.

Primero, el cambio de Katsuragi. Su aspecto era claramente diferente al de antes. Perder su gordura, su débil imagen desapareció. Gracias a eso los chicos encontraban difícil iniciar una pelea con él. Sin embargo, retenidos sólo duraran unos días.

Y la segunda razón es su relación conmigo y Nanamin.

Ya que los que pertenecían a la casta superior en la clase se pegaban a él en todo momento, no podían atraparlo. Al menos ellos no mientras Nanamin y yo estemos ahí.

Sin embargo, esto también tendría un límite. Por eso, comenzamos. Era el momento adecuado.

“…Estoy un poco nervioso”.

Katsuragi no era capaz de calmarse, abriendo y cerrando repetidamente su mano.

Esta sería su primera pelea seria.

“Está bien. Katsuragi no perderá contra ese tipo. Además, atraeremos a Umahara aquí”.

“Apelaste especialmente a atarearlo ¿Cierto?”.

Lo que Nanamin trataba de decir era sobre nuestro comportamiento. Siempre charlando y tocándonos en salón, llamándose el uno al otro en el almuerzo y viniendo aquí. Y además, con Nanamin.

Era realmente excelente. Umahara– deslumbrará– nuestra presa–.

“Entonces, lo diré otra vez. En primer lugar, Nanami le entregará esto a Umahara”.

Sacó la carta de amor falsa de mi bolsillo y se la doy.

Esta vez voy a hacer uso de la buena voluntad de ese tipo hacia ella.

“Está bien para Yui-chan decir que Katsuragi-kun nos amenazó ¿Cierto?”.

“Sí. Ya que él encontrará innecesario escuchar más al elegir entre la credibilidad de Katsuragi y la de Nanamin”.

Es cierto. No le importará el motivo y creerá que Nanamin era forzada a pretender acompañarlo contra su voluntad.

Lo importante es en quién creerá.

“Sin embargo, ¿Realmente vendrá?”.

“No hay problema. Él tiene la oportunidad de aumentar su valor rescatándome con éxito. Y sobre todo, su orgullo debe impedirle huir”.

“Yeah~… Todavía no lo entiendo bien…”.

“Entiendo. Porque él es un hombre simple. Quiere parecer cool en frente de las chicas”.

“Bueno, ya que Katsuragi también es un hombre, no te preocupes… Bueno, Katsuragi y yo esperaremos en el lugar al que Umahara irá por la carta de amor de Nanamin”.

“Entonces, ¿Está bien pelear y ganarle?.

“Sí. En pocas palabras, debería estar bien ahí”.

Cuando terminamos de reafirmar la estrategia, puse mi brazo derecho hacía adelante. Los otros dos habían adivinado mi pensamiento y pusieron sus palmas sobre mi mano.

“¡De ahora en adelante vamos por la victoria! ¡Por nuestra primera victoria! ¡¡Haz tu mejor esfuerzo!!”.

“¡¡Yeah!!”.

“¡Sí-!”.

Vitoreamos hacia el cielo, y fue absorbido por el cielo azul sin nubes.

En la misma azotea como de costumbre. Estábamos en espera, esperando a que él llegue al lugar de reunión escrito en la carta de Nanamin.

“…Umm, es un poco tarde…”.

Mirando su reloj, Katsuragi dijo eso.

Mi pulso golpeaba en mi pecho mientras el tiempo para la batalla se acercaba. No estaba tensa, estaba emocionada.

Predije que Katsuragi estaría igual.

Quiero decir, hemos estado sonriendo sobre esto desde hace un rato.

La misma persona no parece darse cuenta de eso, pero Katsuragi estaba haciendo ejercicios de calentamiento.

“…Ah, un mensaje…”.

Abrí el celular en mi mano cuando noté que estaba vibrando.

El remitente era Nanamin, diciendo que Umahara se dirigía para acá.

Cerré la pantalla y miré arriba.

“…Él estará aquí pronto, Katsuragi”.

“…Entendido”.

Cuando me escuchó, Katsuragi empezó a estirarse y a doblarse. Trató de ocultar su temblor para que no me diera cuenta.

…Aun así, era normal que sus manos temblarán así.

“¿¡T-Tamaki!?”.

Katsuragi levantó su voz en sorpresa.

Era natural. Es decir, estaba apoyada contra la espalda de Katsuragi.

“¿Qué pasó?”.

Puse mi mano sobre él. Aunque era generalmente frío, ahora era cálido. Me dijo cómo se sentía.

“¿Qué pasó?, Esto. Tú haciendo algo así…”.

“Quiero decir, Katsuragi estaba nervioso así que pensé en relajarte”.

“I-incluso así, ¿No hay otra manera?”.

“No quiero estar separada de ti”.

“……-“.

“Aunque falles aquí, está bien porque nunca abandonare a Katsuragi”.

No sé en qué estaba pensando Katsuragi ansiosamente. ¿Era miedo de luchar, o miedo de perder? Estoy segura  de que hay otras razones.

Por eso, quería reducirlo incluso si fuera sólo un poco. Quiero apoyarlo. Realmente pensando en estas cosas, me di cuenta de que estaba abrazando a Katsuragi.

“…¿Qué es esto?. Eres una persona extraña…”.

“No me importa si soy rara. Mientras pueda estar con Katsuragi”.

“…Viniendo de alguien que llamó a un hombre usando una carta de amor… Bien pensado”.

Katsuragi puso una mano sobre mi cabeza y la acarició un poco fuerte.

“Gracias. No sé, pero ¿Cuántas veces tengo que decirlo?”.

“Todavía tienes maneras de avanzar de ahora en adelante. Hasta entonces, estaré a tu cuidado”.

Separándome de él, palmeé su espalda.

Katsuragi era incapaz de responder con palabras, pero no me importa. Es decir, me mostrará su respuesta de ahora en adelante.

“¡Muy bien! ¡Puedes hacerlo, Daichi! ¡Tú primera batalla!”.

“¡Yeah!”.

Nuestro contraataque comienza ahora.

Capítulo Anterior |Inicio| Siguiente Capítulo

Anuncios