Historia 20: 『Rendimiento』

Hablando de las confesiones estándar en la parte inferior de la escuela, un salón en la tarde, o en una azotea sin personas… Elegí la parte de atrás de la escuela.

«¿¡Tamaki!?».

El objetivo ya había llegado al lugar del encuentro.

Tan rápido vio mi cara, su expresión cambió. Esto se esperaba.

Porque ahora mismo, estaba fingiendo que estaba siendo atrapada por Katsuragi.

«¡Umahara! ¿¡Ayúdam-!?».

Mientras pedía ayuda, Katsuragi cerró mi boca con su mano. Me acercó sin cambiar.

«¡H-hey! ¡Katsuragi! ¿¡Qué estás haciendo!?».

«Qué ruidoso, ¡Cállate! ¡Esta persona es mala! ¡Ella me engañó!».

«¡Has estado manteniendo a Tamaki junto a ti en contra de su voluntad!!» .

Él rugió.

La sangre comenzó a precipitarse a la cabeza de Umahara. Toqué la rodilla de Katsuragi con las manos a mi espalda.

Era la señal para provocarlo. Por consiguiente, Katsuragi habló.

«Si piensas eso, ¡Te retó a que te la lleves! ¿¡Crees poder!?».

«Qu-…».

«¿No puede ser que estás diciendo que temes de mi cierto? Aun así, no me importa. ¡Tamaki seguirá siendo mía!».

…Por un momento, me preguntaba si él debió pegarme. Me preparé para tal situación.

«¡Por favor! ¡Umahara!».

Atacando al enemigo que retrocedía con un grito, Umahara finalmente se movió.

«…¡¡Maldición!!».

«¡Aquí viene!».

Para garantizar mi libertad Katsuragi quitó el puño de Umahara con su brazo.

Con el fin de no interferir, inmediatamente me retiré de ahí.

Katsuragi lo confirmó antes de sacar una patada frontal izquierda. Fue un golpe crítico cuando golpeó el lado de Umahara sin guardia, y aunque encerró su pierna no fue eficaz y fue mandado hacia atrás.

«¿¡Ga-ha…!?».

«¡Eso no es todo!».

Katsuragi pisó a Umahara que había caído. Muchas, muchas veces.

Cada vez el gemido disminuía y en su lugar fue sustituido por una voz llorosa.

«D… Detente…».

«Eres ruidoso. Cierra la boca».

Katsuragi agarró a Umahara por el pelo, jalando su cabeza hacia arriba y golpeando la cara de Umahara con la palma de su mano.

«¿¡O-own…!?».

*¡Pashing!*.

«P-perd-…».

*¡Pashin!*.

«P-por favor…».

«¿Hubo un momento en que te detuviste cuando te lo pedí? Ninguno, ¿Cierto? Entonces sabes lo que está a punto de pasar».

Esta vez, Katsuragi hizo un puño y lo levantó. Comprendiendo que sería lo siguiente, Umahara comenzó a rogar por su vida.

«¡L-lo siento! Nada, ¡No voy a hacer nada! ¡¡Detente por favor!! ¡¡¡Por favor!!!».

Sin preocuparse por mí que estaba pidiendo ayuda antes, él lloró y suplicó independientemente de cómo se miraba.

Al menos, no me ha dicho que huya. Por lo tanto mis sentimientos no disminuyeron en absoluto.

…Bueno, aunque me dijera que escapará, me quedaría a grabar lo sucedido.

«Entonces es una promesa».

Cerré la función de la cámara que estaba grabando desde hace un rato. Confirmé el archivo, fue grabado correctamente.

«¿T-Tamaki? ¿Q-qué estás haciendo?…».

Umahara era incapaz de comprender la situación. Así que le informé.

«Umahara… La confesión. Fue una mentira».

«……¿Eh?».

«Te odio… Sólo te atraje hasta aquí».

«D-de ninguna manera…».

Su expresión se volvió una de desesperación.

Su cara perdió su energía.

«Katsuragi. No lo dejes escapar. Porque lo necesitaremos de ahora en adelante».

«Yeah, es así».

Katsuragi sonó su cuello con un *Koki*. El cuerpo de Umahara tembló. La situación era perfecta.

«Entonces, hagamos el gran final».

«Tiempo de romperlo, huh».

Katsuragi extendió su mano hacia Umahara.

Luego, continuamos hasta que Umahara se comprometió a cumplir con nuestras instrucciones.

◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆

Nos acompañó Umahara el día siguiente.

No era una exageración decir que venir con nosotros era fatal. Porque era una oportunidad de una vez en la vida para nosotros.

La última clase de hoy se dedicó a la asignación de los roles del juego.

Como la Presidenta del Comité escuché los estudiantes que eran candidatos en la pizarra.

Después de que se llenaron los papeles detrás de las cámaras, finalmente empezamos con los roles protagónicos.

«Bueno, creo que ahora decidiremos los actores. Primero, quiero determinar quién es el héroe y la heroína, quiénes son el eje de la historia, son… Esta vez sólo se limitará a recomendaciones. Porque esto es importante. Y por lo tanto, ¿Alguien-?».

«Sí, sí~».

«Sí, Shuri-chan».

«¡Me parece que Samejima-kun será el mejor héroe después de todo!».

Shuri-chan siguió recomendando a Samejima. No había opción porque no le dije la estrategia. Por el contrario, estaba agradecida de que se estaba moviendo como esperaba.

«Ah, entonces, Samejima. ¿Debo contarte como candidato?».

«Sí, no me importa. Entonces recomiendo a Hamakaze como la heroína».

«Bueno entonces, esos son los primeros dos. ¿Hay alguien más?».

Miré alrededor del salón, pero nadie levantó la mano. No quería que la cantidad aumentara. De lo contrario, la lucha no se realizaría.

«…Muy bien. Parece que no hay. Entonces, recomiendo a una última persona».

Les dije a todos y con fuerza, escribí un nombre en la pizarra. Ésos detrás de mí se pusieron muy ruidosos.

Me había acostumbrado a esto.

«Mi recomendación es Katsuragi Daichi».

«Entonces, recomiendo a Tamaki Yuina como la heroína».

Katsuragi dio una respuesta similar a la de Samejima como una forma de venganza.

Por supuesto, Samejima a estalló.

«Oioi, Tamaki. ¿Estás segura?».

«¿Qué quieres decir? Recomendé a Katsuragi porque pensé que era adecuado».

«Una persona muy fea no debe desempeñar el papel principal. Es desagradable ver a un cerdo actuando».

La risa de repente se levantó. Nanamin estaba frunciendo el ceño. Cuando estaban hablando de Katsuragi… Rompió su compostura.

«No, creo que cuando se trata de un chico con un alma inmunda como la tuya sería aún más desagradable. Hey, ¿Si acaso tienes un alma?».

Katsuragi se levantó frente a su asiento para ridiculizar a Samejima.

«Atormentar a alguien como un hobby, no creo que Samejima la tenga [1]«.

«…¿Qué con eso?. ¿Te estás poniendo engreído?».

«No, no es nada como eso. Sin embargo, me pregunto cuál de nosotros es inferior, estoy pensando en alguna manera para hacértelo saber».

«…¿Dejarme saber, dices? Será lo mismo de siempre».

Cuando Samejima dijo eso, los hombres jóvenes de la clase se pusieron de pie uno por uno. Mirando la situación, Katsuragi sonrió.

Funcionó como un encanto.

«Aunque no me importa hacerlo así… Es lamentable. El inigualable Samejima tiene miedo de tenerme como su oponente».

«¿¡A qué mierda estás jugando!?».

«¿Así qué vas a hacer? ¿Me agarraras con todo el mundo? Después de todo eres un cobarde. Aunque nunca sería derrotado por cerdos como ustedes. ¿Cierto, Sajima?».

«¿¡Qu-!?».

Samejima fue sorprendido por el inesperado nombre siendo llamado. Las cosas iban a nuestra manera.

«Es cierto. Es patético de ver…».

«¡¡………-!!”.

La cara de Samejima se ruborizó de vergüenza por el comentario de Nanamin. Él apretó sus manos. Los hombros temblaban con ira. Él perforó a Katsuragi con una fuerte mirada.

«…Muy bien. Justo como querías, solo yo seré tu oponente. Tomaré tu provocación…».

«A pesar de que solo dije la verdad… Bueno, está bien. ¿Así que? ¿Iniciaremos aquí?».

«…No, sólo espera, porque voy a preparar un lugar para que mueras. No creas que volverás a tener algo como una vida escolar agradable otra vez».

«También para ti».

«…¡Tch!».

Samejima chasqueo su lengua y salió del salón, yendo a algún lugar. Probablemente para reservar el lugar que declaró. Es el nieto del director. Si es algo como esto estoy seguro de que él podrá lograrlo.

Mi predicción fue correcta, y Samejima volvió después de unos minutos con la llave del salón de judo.

Fuimos al salón de judo. Samejima utilizó su influencia para obtener el permiso del maestro y ahora estaba reservado. Por su propuesta, se decidió que pelearán aquí.

Katsuragi y Samejima se enfrentaron en el centro. Los rodeamos.

Tal vez, ese tipo tampoco saldrá ileso esta vez.

Los árbitros eran los espectadores.

«…Basura. Nunca pensé en mis mejores sueños que elegirías pelear conmigo».

«Yeah, yo tampoco. Pensé que siempre seguirá cediendo… Pero no perderé aquí».

«¿Crees que puedes ganar?».

«Ganaré. Porque no me di por vencido».

Katsuragi sonrió cuando lo dijo. Samejima no le gustó y le dio una fría mirada.

«…Está bien. Ven».

«……».

Siguiendo sus palabras, Katsuragi pateó el suelo.

«¡Rápi-!».

Samejima vio la cara de Katsuragi viniendo a él en línea recta y comenzó un gancho horizontal. Katsuragi lo notó y bajó su postura, desplazándose de modo que no maté el impulso.

«¡Hmph-!».

Sin embargo, Samejima predijo esto y saltó, extendiendo su pierna para pegarle.

«¿¡Kua-!?».

Aunque Katsuragi recibió algunos daños, se levantó y arrojó al suelo a Samejima agarrando su pierna.

«¿¡Gu-!?».

El hombro de Samejima golpeó el suelo. Aunque dejó salir su voz por el impacto, él no perdió su calma y escapó del agarre de Katsuragi.

«…En serio…».

«¿Viste? Esos movimientos…».

«…Estás bromeando ¿Cierto?».

Cada compañero de clases expresó sus impresiones. Nanamin y yo teníamos una amplia sonrisa.

Esa era la respuesta natural cuando se muestra tanto en un instante.

Katsuragi ya había luchado contra mí durante mucho tiempo, él debe ser capaz de ver claramente los ataques de Samejima. Mientras no se ponga frenético y pierda su fuerza de voluntad, él no perderá.

«¡Uraaah!».

Ambos se pusieron de pie, aunque Samejima comenzó su ataque suicida primero.

«¡Te arrodillaras! ¡Un tipo como tú!».

Agarrando su cuello, él giro e hizo un tiro de hombro sobre su espalda.

«¡Te digo lo mismo!».

Su uñas se clavaron en la muñeca de Samejima mientras que él era lanzado.

«¿¡—!?».

Samejima inconscientemente había soltado su agarre en medio de eso. La espalda de Katsuragi golpeó el piso después de ser lanzado al aire, se defendió correctamente.

«Y-Yui-chan. …¿Él está bien?».

«Él está bien. ¿Cuántas veces crees que lo tiré? Esa defensa era de primera clase».

Lo había estado tirando durante las sesiones de entrenamiento de combate. Para aumentar su capacidad de defensa. Porque si algo como esto sucedía, la defensa podría ser útil.

Katsuragi tampoco le gusta el dolor y memorizó primero la defensa.

«Así que no te preocupes. ¿No deberías estarlo alentando?».

«Tienes razón. ¡Tú puedes, Katsuragi-kun!».

Nanamin estaba saltando de arriba hacia abajo mientras animaba a Katsuragi. Sin embargo, los otros espectadores se acostumbraron a lo que estaba sucediendo y comenzaron a levantar sus voces.

«¡Hazlo! ¡Samejima!».

«¡¡Derrótalo Katsuragi!!».

La pelea se calentó por los gritos.

«…¡¡¡No pierdas, Katsuragi!!!».

Yo también lo estaba animando.

 

[1]: El nombre de Samejima en esta línea era leído como [クズ], algo así como residuos, basura, chatarra, etc.

Capítulo Anterior |Inicio| Siguiente Capítulo