Interludio 02: La Amiga de Sakura, Emi, Encontrándose con un Misterioso Hombre en Donde Estaba la Casa de la Familia Houjou

«Hmm… Ah, esta área es tan nostálgica. Tal vez pueda quedarme un rato».

Un kei-car negro pasó por una carretera de dos carriles, pero entonces giró y entró en un camino rural. Las espigas de arroz ya dobladas que estaban listas para ser cosechadas pintaban los costados del camino con un hermoso color dorado.

«¡Ooh! Como era de esperar, esta temporada es hermosa. ¡La sensación de los campos japoneses! A pesar de esta es la capital de la prefectura…».

Hahaha, Emi rió débilmente. Apenas regresaba de una fiesta de té, o mejor conocida como una reunión para quejarse, con sus amigas madres de los compañeros de su hijo del kínder. Ella escoge este camino para disfrutar del paisaje y también para visitar el sitio donde estaba la casa de la familia Houjou.

«Déjame ver, la casa de la familia Houjou es un terreno vacío como siempre… ¿Eh?».

Ciertamente, el sitio donde estaba la casa de la familia Houjou todavía era un terreno vacío como siempre.

Sin embargo, alguien había aparcado un auto en ese lugar y también habían puesto una tienda.

Si observaba atentamente, podía ver varios equipajes amontonados al lado del auto.

«¿Eh? ¿Eeeh? ¿Qué es eso?».

Emi detuvo el auto frente al lugar donde estaba la casa de la familia Houjou y en un momento, salió del auto. Su mano estaba apretando su Smartphone, ya listo para hacer una llamada al 110. Yuuji podría aprender una o dos cosas de su cautela. Bueno, esta es la fuerza de una madre.

«Disculpe, ¿Hay alguien ahí?, esta es propiedad de mi amiga».

«Ah, me disculpo por ser sospechoso».

Una relajada voz fría respondió al tímido grito de Emi. Era como si la voz fuera hecha deliberadamente para calmar a los demás.

Un hombre salió de la tienda.

Su edad tal vez estaba alrededor de los 50, pero llevaba un traje limpio. En lugar de llamar a su pelo canoso blanco, era mejor referirse como una falta de pelo negro. Él usaba lentes enmarcados metálicos que aumentaban su sensación de pulcritud.

Si ella observaba cuidadosamente, atrás de él había una mochila grande. En sus pies usaba zapatos para caminar. Es como si él fuera un habitante de New York del siglo pasado.

«Soy Gunji, me desempeño como el abogado de Sakura Flores-san. Tengo permiso para entrar en la propiedad de la familia Houjou por parte de Sakura Flores-san».

El hombre se llamó a sí mismo una persona sospechosa sin entrar en pánico. Sin embargo, la amiga de Sakura, Emi no le podía creer tan fácil. Naturalmente.

«Ah, Hola Sakura, ¿Cómo estás? Hmm, así que estaba yendo a la casa de Sakura, pero hay un extraño Ojii-san ahí…».

◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆

«Ah, Sakura-san. Sí, es Gunji. Sí, sí. ¿Sobre el tema? Tu amiga está a mi lado… Sí, entiendo. Entonces, ya he enviado el correo hace varios días y arregle el asunto con las compañías de agua, gas y electricidad. Sí. Entonces, también lo mencione en el correo, sobre la búsqueda de personas desaparecidas de la policía, por favor considere si debe o no hacerlo. Si él desaparece por 7 años, es posible hacer varios procedimientos legales incluso en ausencia de Yuuji-san. Por supuesto podemos cancelarlos si regresa a este lugar. Sí, sí. Te pasaré a Emi-san. Emi-san, lo siento, ya que usé para asuntos sin relación a usted, le reembolsaré el cargo de la llamada».

«Ah, Sakura, lo siento, ¡Te llamo más tarde! ¡Gunji-sensei, no hay problema con el cargo de la llamada! Siento haber sospechado de usted».

«Ah, no te preocupes. Por supuesto pensarías que era alguien sospechoso. Tal vez debería saludar a los vecinos…».

Emi finalmente confirmó la verdadera identidad de la persona misteriosa después llamar a Sakura, además por la conversación de la persona sospechosa con Sakura. Mientras ella se inclinaba, se disculpó por su descortesía. Aunque en este caso, la conducta de Emi era natural.

«Entonces… ¿Qué está haciendo abogado-sensei con ese atuendo? Además, esta tienda y esa caja…».

Aunque la identidad del hombre se descubrió, no significaba que ella entendiera todo. Mirando a su alrededor, Emi comenzó a hacer preguntas una tras otra.

«Ah, sobre eso. ¿Estás consciente de que parece que Houjou Yuuji-san está en otro mundo?».

«Sí, yo fui quien le informó a Sakura sobre eso y también he visto el tablón… ¿Eh?».

El hombre de 50 con aspecto serio y que vestía un traje estaba preguntando acerca de los hechos.

Por otra parte, la tienda y la montaña de cajas ubicadas en donde estaba la casa.

De acuerdo con las malas condiciones del camino, un Suv [1] hecho en casa había sido modificado pesadamente volviéndose un vehículo blindado. También  la mochila grande que él no había puesto en el suelo hasta ahora.

De alguna u otra manera, Emi podía adivinar la razón por la qué ese hombre estaba en este lugar.

«He oído que Yuuji-san, el sitio de la casa incluyendo la puerta y el seto y la casa en sí misma fueron transportados a otro mundo. Entonces, empecé a preguntarme, ¿Los objetos colocados en este lugar son transportados a otro mundo? El resultado es que los objetos están todavía en este lugar incluso después de varios días. Luego, pensé que necesitaría la presencia de una persona o será un fracaso, así que me quedo en este lugar probando».

Justo como había pensado Emi. Este hombre llamado Gunji, cree que Yuuji fue a otro mundo y estaba examinando las condiciones necesarias para viajar también.

«Umm… Cuando dices que te estabas quedando en este lugar, ¿Significa que Gunji-san quiere ir a otro mundo?».

La gran mochila en su espalda y los zapatos deportivos en sus pies. Sólo con ver eso, ella podía saber la mitad de la respuesta, pero Emi aun así preguntó.

«El resultado es que no pude ir a otro mundo. Aunque he intentado permanecer muchas veces en este lugar. Entonces, pensé en tratar de permanecer aquí el mismo día en el cual Yuuji-san fue  transportado a otro mundo y también el día antes y el día después».

«Digo, creo que está bien, pero… Umm… ¿Qué pasa con su familia?».

Frente a un hombre con aspecto de alguien repleto de sentido común, aunque su conducta carecía de él, Emi no tenía su energía habitual.

«Está bien. Mi hijo ya es un hombre trabajador y mi esposa ya falleció», Gunji habló mientras bajaba su vista hacia el suelo con un toque de la soledad.

«No, umm, mueves los ojos cuando mientes ¿Verdad?».

No obstante, Emi no fue engañada. Una madre es fuerte.

«¿No está bien? Mi hijo ya es independiente, he terminado mi trabajo. Quiero ir. Otro mundo. Ha sido mi sueño desde niño».

Como se esperaba, esta era la verdadera intención de Gunji.

Sin embargo, parece ser un hecho que las personas u objetos no podían ir a otro mundo desde el lugar donde estaba la casa de la familia Houjou.

Bien, postearé esto en el Hilo de Verificación, fue lo que decidió Emi.

Pero parece que es muy tarde para esta mujer.

No, parece que ya era muy tarde para Emi y Gunji.

 

☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽ ☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽

 

[1]: Vehículo utilitario deportivo. En inglés: Sport Utility Vehicle, abreviado Suv.

Capítulo Anterior |Inicio| Siguiente Capítulo