Prueba 02: La Joven en el Aeropuerto

El salón en el aeropuerto de Filipinas no tiene muchas personas. Meng Ming rápidamente corrió a través de él con sólo un pequeño bolso en sus manos.

Justo ahora, incluso el auto en el que Meng Ming se montó está siendo perseguido por un gran número de autos enemigos.

Después de mucha dificultad, había logrado sacudir a sus perseguidores.

Luego, Meng Ming terminó con cautela los diversos procedimientos para abordar, y corrió rápidamente a través del aeropuerto.

Meng Ming dejó escapar el aliento. Cuando se dio la vuelta, vio una docena de hombres con gafas de sol y trajes negros apareciendo afuera de la comprobación de seguridad.

Su corazón saltó mientras pensaba:

[¡Maldición!].

Mientras aún no lo habían descubierto, Meng Ming huyó apresuradamente a una de las puertas.

Cuando se dio la vuelta, vio que la decena de hombres detrás de él se había reducido a sólo dos.

Meng Ming pensó:

[¿La docena de hombres se dividieron para buscarme? Esto significa que la gente del casino aún no sabe a dónde volaré].

Esta era la puerta para abordar el vuelo a Hong Kong. No había mucha gente, ¡Así que Meng Ming no podía encontrar algún lugar para esconderse!.

[No, ¡No me pueden atrapar!].

Las palabras de la madre de Meng Ming todavía estaban profundamente grabadas en su cabeza─

[Si eres atrapado, entonces todo se acabó. ¡Tienes que proteger nuestro Estilo Zhuge, Técnica de Engaño!].

Ansiosamente buscó en su entorno un lugar para esconderse.

Meng Ming de repente vio el letrero del baño y corrió inmediatamente hacía ahí con su bolso en la mano.

Él cree que los dos hombres de negro tardaran un poco en encontrar este lugar, así que él podría ocultarse temporalmente ahí.

Este era el frente de los baños.

Los baños de hombres y mujeres estaban divididos de izquierda y derecha.

Al frente de la zona había un espejo. Frente al espejo estaba una chica lavando sus manos con su espalda frente a Meng Ming.

Justo cuando Meng Ming quería abrir la puerta del baño masculino, ¡Fue detenido por la voz de la chica!.

“Estás escondiéndote de alguien”.

Meng Ming fue sorprendido e inmediatamente su mirada se puso sobre la chica.

Estaba vestida ligera y simple, pero su cara era muy deslumbrante.

Ella se dio la vuelta y le sonrío a Meng Ming.

Meng Ming abrazó su bolso y asintió con la cabeza, queriendo pedir ayuda.

Así que, la hermosa chica apuntó a la izquierda, gesticulando para que Meng Ming se escondiera ahí.

“¿¡El baño de mujeres!?”.

Meng Ming no lo hará.

Nunca había entrado al baño femenino antes en su vida.

“Relájate, no hay nadie ahí”.

La chica se rio de una manera burlona y caminó acercándose a Meng Ming.

“¿Te ayudo a vigilar?”.

Por un momento, Meng Ming parecía ser mudo.

Un pensamiento de repente brilló a través de su cabeza:

[¡Hay algo mal! Esta chica no debería ser una persona del casino… ¿¡Pero cómo…!?].

Ayudando a Meng Ming sin ninguna razón estaba bien, pero basado en las acciones de esta chica, ¡Ella parece tener algunos motivos ocultos!.

Meng Ming vio el dedo otra vez y de repente volvió a sus sentidos.

[Esta chica definitivamente no es una persona ordinaria. ¿¡… Es una ladróna!?].

La chica se había acercado a Meng Ming con éxito. Su próximo objetivo sería el bolso en las manos de Meng Ming.

Ella secretamente se rio para sí misma.

Desde que vio por primera vez a Meng Ming, ella lo había analizado como un hábito de su profesión.

[Mirando la ropa de la persona, definitivamente él tiene dinero. A juzgar por su expresión que parece ser muy tensa y asustada, definitivamente abandonó toda precaución en el momento. En términos de apariencia, es bastante apuesto… ¡Tengo que robarle! Su dinero sin duda está en ese pequeño bolso].

Viendo el pequeño bolso en las manos de Meng Ming tan lleno, acercó sus delgadas manos mientras tentaba a Meng Ming con sus palabras.

Justo en el momento cuando sus cuerpos se cruzaron, el bolso había pasado a las manos de la chica en un instante.

[Demasiado fácil].

La chica estaba encantada ahora que el bolso estaba en sus manos.

Ella comenzó a pensar en cómo alejarse de Meng Ming, pero pronto se dio cuenta de que el peso del bolso que había robado no estaba bien.

Cuando abrió sus manos, se dio cuenta que el bolso en sus manos estaba realmente vacío.

La chica inmediatamente se dio la vuelta y vio que Meng Ming estaba preparado para irse, con absolutamente nada en sus manos.

¡El bolso claramente había estado lleno!.

[¿Qué?. ¿Qué?, ¡¡Cómo es esto posible!!].

Ella se sorprendió y no podía dejar de gritar.

“Tú, ¿¡Cómo viste a través de mí!?”.

“¿Ah?”.

Meng Ming originalmente había pensado que ella obedientemente se iría, pero no esperaba que ella tuviera una reacción tan grande, que lo sorprendió.

“Hey, ¿¡A dónde fueron las cosas del bolso!?”.

Levantó el bolso de tela vacío en el aire y estaba claramente descontenta mientras se agitaba delante de Meng Ming.

Meng Ming sólo podía decirle:

“Después de que me lo robaste, lo tomé de regreso…”.

La chica quedo boquiabierta, su mente en el caos absoluto.

Ella nunca había sido derrotada antes. El bolso en su mano estaba claramente bien apretado en sus manos, sin embargo, ¡Se las había arreglado para robar su contenido de nuevo!.

“¡Es el Estilo Zhuge, Técnica de Engaño: Intercambio Secreto!”.

Meng Ming explicó.

“¿¡Donde está el contenido del bolso ahora mismo!?”.

“Está aquí”.

Meng Ming estiró sus manos.

“¡Estilo Zhuge, Técnica de Engaño: Flor Brillante!”.

En un instante, reapareció el contenido del bolso.

Sólo había dos cosas: un libro viejo y un pequeño artículo como de regalo.

“Tú, ¿Qué clase de persona eres…?”.

Los hombres de negro están buscándolo afuera mientras ellos se escondieron en este rincón y empezaron a hablar.

La chica le dijo a Meng Ming:

“Oh, ¿Tu nombre es Zhuge Meng Ming? ¿Preparándote para regresar a China? …Es cierto, aún no me presentó”.

Ella infló su pecho mientras se presentaba.

“Mi nombre es Abby, y soy de Hong Kong. Abby es mi nombre inglés, escrito A-B-B-Y, Abby. Mi nombre completo es Abbia. ¡Soy un Sky Kaito!”.

Meng Ming pensó:

[¿Kaito? Basándome en ese nivel de habilidad, una sola mirada es suficiente para ver que ella es solo una chica tonta…].

Nadie espera que esto invocara la locuacidad [1] de Abby. Ella y Meng Ming hablaron un montón─

Abby afirma ser la hija más joven del Sky Kaito, Rabbi.

Todas las chicas en su familia habían aprendido técnicas de robar desde que eran jóvenes. Cuando se acercan a la edad de 16, tienen que pasar un examen final de Kaito antes de su debut.

Las cuatro hermanas de Abby ya pasaron. Este año sólo ella quedo…

“Tuve un vuelo desde Hong Kong hoy, y estoy preparada para regresar ahora. Tengo que robar suficiente dinero u objetos de valor durante el viaje de vuelta para llevar a casa”.

Dijo Abby.

“Este es el examen de Kaito que actualmente estoy tomando. Si tengo éxito, puedo graduarme… Pero antes de eso, ¿No necesitad esconderte?”.

Abby señaló la esquina.

Los dos hombres de negro todavía estaban buscándolo en el área.

Ya habían mirado en todos los rincones de la puerta y ¡Pronto encontraran este lugar!.

Meng Ming no le había prestado mucha atención a la introducción de Abby, pero estaba realmente pensando en cómo ocultarse todo este tiempo.

¿Debería levantarse y huir? Inmediatamente llamaría su atención.

La puerta entera fue un callejón sin salida. Además, Abby todavía estaba frente a él. Pero…

[Para un ladrón, su naturaleza es sorprendentemente llamativa… Ella definitivamente va a causar problemas…].

La situación de Meng Ming se volvía cada vez más peligrosa, y comenzó a asustarse.

“¿Por qué no entras?”.

Abby le dijo mientras señalaba el baño femenino.

Meng Ming furiosamente sacudió la cabeza.

“¿¡No tienes alguna idea mejor!?”.

“Por supuesto que las tengo”.

Abby sonrió maliciosamente.

“Sin embargo, tienes que ayudarme”.

Pensaba para sí misma:

[Ya que Zhuge Meng Ming viene de China, eso significa que probablemente es un experto en pruebas].

Además, ¡Sus habilidades incluso habían logrado engañar a mis ojos!].

“¡Tienes que ayudarme a completar mi examen!”.

“¿Examen?”.

Meng Ming no entendía, ¿Por qué un examen?.

“¡Apúrate y di que sí!”.

Abby se burló:

“O alguien gritará para que esos dos hombres vengan”.

“¡¡¡No!!!”.

Meng Ming rápidamente la detuvo.

“¡Sólo te escucharé! ¡Voy a tomar el examen!”.

Los dos hombres de negro ya estaban muy cerca mientras Meng Ming y Abby ya habían terminado de hablar.

“Solo mira, ¡Se trata de la Técnica Disfraz Maestro de Kaito Abby!”.

Abby estaba parada delante de Meng Ming y sacó algunas herramientas de disfraz.

Ella utilizo su dedo para rápidamente colorear la cara de Meng Ming para que parezca una chica.

Ella entonces lo tiró delante del espejo.

“¡Mira, que dices!”.

Meng Ming cuando se vio, saltó por cómo se veía su propia cara.

“Jeje, ¡Incluso los Dioses y Demonios se sorprenderían por mi técnica superior de disfraz!”.

Abby dijo con confianza.

Cuando Meng Ming Miró, sintió que su cara era una causa perdida.

Las cejas habían sido dibujadas por debajo de su parpado─

¡Esto era un error que solo haría un principiante!.

“¡Ahhh mi error!”.

Incluso Abby se sorprendió.

“Espera, ¡Déjame redibujarlo!”.

En ese momento, ¡Los dos hombres de negro aparecieron en la esquina!.

¡Ya no había tiempo para incluso quitar el maquillaje!.

“¡Entra!”.

En pánico, Abby tiró a Meng Ming con ella, y los dos entraron al baño femenino.

El baño estaba vacío, pero no había otra manera de salir.

Escucharon a los hombres afuera dividiéndose y cada uno entro en un baño a mirar.

Abby apresuradamente redibujó el maquillaje en la cara de Meng Ming. Cuando miró el espejo, su rostro ahora era perfecto.

Cuando vio su reflejo, Meng Ming se relajó. Pero entonces, ¡Descubrió otro problema!.

“¿Qué sucede?”.

Preguntó Abby.

“¡Ropa!”.

¡Meng Ming se dio cuenta de que aparte de reconocer su rostro, la gente del casino también reconoció su ropa!.

¡Uno de los hombres de negro estaba entrando al baño de mujeres!.

Abby apresuradamente sacó ropa de su bolso y se la tiró a Meng Ming.

Al mismo tiempo, empujó a Meng Ming en uno de los cubículos y cerró la puerta con un golpe.

Ella quería que Meng Ming cambiara su ropa dentro del cubículo mientras ella detenía al hombre de negro afuera.

Tan pronto como el hombre entró, Abby inmediatamente le gritó:

“Hey, ¡Este es el baño de mujeres!”.

Sin embargo, el hombre de negro completamente había ignorado su alboroto y buscó en todos los rincones del baño sin restricciones.

Cuando descubrió que había otra persona, quería abrir la puerta del cubículo en el que estaba escondido Meng Ming.

“¿¡¡Qué exactamente estás tratando de hacer!!?”.

Abby rápidamente corrió a bloquear la puerta.

“Mi hermana está ahí, ¡Pervertido!”.

El hombre de negro dijo:

“Muévete, necesito comprobar algo”.

“¡No te dejare”.

“Muévete”.

El hombre no mostró signos de negociación.

Viendo que ella no podía detenerlo, Abby solo podía decir:

“Si quieres buscar a alguien, ¡Al menos espera un poco! ¡Espera a que mi hermana salga! ¡Estás siendo demasiado desvergonzado!”.

Al mismo tiempo, pensaba para sí misma:

[Zhuge Meng Ming, Date prisa y cámbiate de ropa…].

Viendo lo molesta que se había puesto Abby, el hombre de negro decidió que esperar un poco no marcaría la diferencia.

Meng Ming todavía estaba adentro, cambiando apresuradamente su ropa.

Pero él nunca había usado ropa de chica antes, y tenía un dolor de cabeza al tratar de averiguar cómo ponérsela.

El otro compañero del hombre ya había terminado de buscar en el baño masculino.

Salió y comenzó a llamar a su compañero.

El hombre en el baño de mujeres, dijo:

“Estoy esperando aquí, hay alguien en el cubículo”.

Su compañero lo apuró:

“¡No esperes! ¡Entra o termina de salir! Si no te das prisa, ¡El jefe se enojará con nosotros!”.

“Wu…”.

El hombre de negro vaciló un poco.

Quería intentar abrir la puerta a la fuerza, pero también quería irse rápidamente.

“¡De ninguna manera! ¡Entrar en un tocador de mujer es demasiado desvergonzado!”.

Abby le gritó con ira.

El hombre de negro de repente pensó en una idea que ahorraría tiempo.

Le dijo a Abby: “Niña, ¿Quieres hacer una apuesta? Si ganas, me iré; pero si pierdes, inmediatamente voy a entrar y ver a tu esbelta hermana [2]. ¿Qué tal?”.

“¿Hacer una apuesta?”.

Abby empezó a asustarse.

[¿¡Por qué Meng Ming no ha terminado de cambiarse la ropa todavía!?].

No se podía hacer nada; por el momento, ¡Meng Ming no sabe cómo usar la ropa femenina!.

Cuando escuchó la voz de afuera, también se sorprendió.

[¿¡Apuesta!?].

“Si no estás de acuerdo, ¡Patearé la puerta y entraré!”.

Dijo el hombre de negro.

Abby hizo una pequeña pausa, pero sólo podía contestar:

“¡Ok, ok! ¿Cómo apostaremos?”.

Meng Ming estaba un poco preocupado.

[Una apuesta… ¿¡Podrá Abby ganar!?].

☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽ ☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽

[1]: Cualidad de hablar mucho.

[2]: Esas son las verdaderas intenciones del hombre de negro, ver a la chica plana.

Capítulo Anterior |Inicio| Siguiente Capítulo

Anuncios