Prueba 04: La Determinación de Abby

Abby naturalmente sabía pilotar un avión. Incluso tenía algunas armas y drogas para noquear que ella había conseguido que fácilmente pasaran la seguridad.

El tiempo no va a esperar por ella, así que rápidamente se puso de pie y dejó su asiento y momentáneamente se coló en la cabina.

Después abrir la cerradura, una niebla de drogas impregnó el aire. Pronto, todos en el avión cayeron inconscientes.

Abby se sentó en el asiento del piloto principal y antes de que reaccionaran las personas en el aeropuerto, cortó las comunicaciones.

[Todavía tengo suficiente tiempo. Sólo hay que aterrizar este avión en esa parte del mar, y estará bien].

Abby comenzó a maniobrar el avión, cambiando su ruta.

Este Examen Kaito está hecho para probar cómo [Descubrir valor]. Cómo robar algo de tan gran escala, era sólo un aperitivo para ella.

El corazón de Abby actualmente estaba muy agradecido por el chico llamado Zhuge Meng Ming.

[Parece que soy inferior a una jugadora… No sólo en la previsión…].

Aunque ella estaba operando el avión, sus pensamientos no cesaban. A pesar de que él estaba separado por una puerta.

[Todavía fue capaz de robarle las posesiones al hombre de negro].

*Beep beep*.

Una nueva señal vino de la radio, sacando a Abby de sus pensamientos.

“¡Abby, bien hecho!”.

Una señal de la casa Rabbi vino de la radio.

“¡Ah, hermana! Ya tienes…”.

Abby empezó a hablar con ellos.

“Abby, el examen no ha terminado todavía. Tienes que forzar el avión para aterrizar en el mar. Seremos responsables de recuperarlo después”.

Abby ya estaba intentando su mejor para controlar el avión. Una persona controlando algo que debía tener a dos personas haciéndolo era de hecho muy difícil.

[No sólo forzar avión a aterrizar, sino también asegurándose de que ninguno de los otros pasajeros se den cuenta].

La radio transmitió otro mensaje:

“Abby, no te preocupes demasiado. Sólo aterriza rápidamente el avión, y dejaremos el avión sumergiéndose debajo del mar. No te preocupes por los pasajeros, nos encargaremos de ellos lo antes posible”.

El corazón de Abby saltó con un latido.

[¿¡Encargarse de ellos!?].

“¿Qué significa eso?”.

Ella preguntó.

“¡Por supuesto vamos a tener que deshacernos de ellos! Si el avión cae en el mar, definitivamente intentarán hacer contacto con el exterior. Si salvamos sus vidas y los dejamos ir, ¡¡La ubicación de la casa Kaito Rabbi estará expuesta!!”.

“¡No!”.

Abby golpeó con su mano el panel de control y gritó:

“¡Hermana! Este tipo de examen… ¿Por qué?, ¿¡Por qué no escuché hablar de esto antes!?”.

“Abby, si te decíamos la situación en primer lugar, ¿Habrías tomado el examen? Hace unos pocos años, tus otras hermanas y yo hicimos lo mismo. Todas exitosamente secuestraron el avión. Por otra parte, ¡La ubicación de la casa Rabbi nunca se hizo pública!”.

“¡No! ¿¡¡No dijiste antes que nosotros no podemos matar a personas…!!?”.

El corazón de Abby estaba en confusión.

“Eso es simplemente los mayores engañando a los niños”.

La voz a través de la radio dijo suavemente:

“Sólo después de que el Kaito ha llegado a la edad de 16 años y ha completado el examen final los adultos le dicen la verdad de la familia Rabbi a los niños─ Cualquier medida se puede tomar siempre y cuando se cumpla el objetivo. Sólo por completar esta tarea puedes realmente madurar”.

Abby quedó en silencio.

Ella nunca había imaginado que la situación sería como esta. ¿La vida de todos los pasajeros? No, lo que le importaba más era ese chico.

“¡Abby! ¿Me escuchas, Abby? No es necesario dañar a nadie. Todo lo que necesitas hacer es aterrizar el avión. ¡Date prisa!”.

El cielo siguió oscureciéndose. La mano de Abby permanecida inmóvil.

Habían sido 10 años. Todas las chicas de la familia Rabbi habían comenzado el entrenamiento a la edad de 6, y Abby no fue la excepción.

Entre las hermanas, algunas querían convertirse en ladronas heroicas que robaban a los ricos para ayudar a los pobres.

Algunas querían ser ladronas famosas que robaran importantes obras de arte del Museo del Louvre [1].

Otras querían ser Kaitos que robaran varios tesoros familiares.

Habían entrenado duro durante más de una docena de años, constantemente esforzándose por alcanzar sus sueños.

Pero Abby nunca había tenido esos grandes sueños.

Abby soñaba con convertirse en una estrella.

Quería dominar varios talentos impresionantes, habilidades de desempeño realistas y tener un aspecto excepcional.

Ella siempre había esperado para el momento cuando todas las cámaras en el mundo estarían apuntando hacia ella.

“¡No lo estoy haciendo por el bien de robar! Sólo quiero hacer que todo el mundo me observe en el momento en que robé algo. ¡Quiero mostrarle una sonrisa a todos en el mundo!”.

Nadie en su familia se había opuesto a ella. Ellos sólo se reían de sus pensamientos inmaduros.

─¿Hay algún punto en ir en tal dirección?.

Sin embargo, su padre siempre encontró su sueño extremadamente interesante.

[Estudia mucho y pasa el examen de la familia Rabbi. Tu sueño es más grande que el de tus hermanas].

─Esas fueron las palabras de su padre.

Abby no había reflexionado profundamente antes. Simplemente esperaba ser capaz de captar la atención de miles de personas.

Pero no importa qué, si ella no podía pasar el examen de la familia Sky Kaito Rabbi, su sueño eran sólo palabras vacías.

Durante los últimos 10 años, siempre había trabajado duro por su sueño. Ella había estado diligentemente aprendiendo y entrenando.

Ella quería ser ella misma. Ella quería salir y pasear, crear su propia causa. Sólo entonces ella sería capaz ser conocida a lo largo y ancho.

Sin embargo, ella no había imaginado que el examen final de la familia Rabbi sería así.

¿¡Es necesario perjudicar las vidas de las personas!?─

Homicidio…

Si ella asesina personas, cómo va a enfrentar el resto del mundo en el futuro…

Si ella asesina personas, ¡Cómo sería capaz de mostrar una sonrisa despreocupada frente a la cámara!.

Pero si ella no lo hacía…

Los ojos de Abby se enrojecieron. El avión no estaba siendo controlado, comenzó a descender unos mil metros en el aire.

Simplemente renunciar a sus sueños de esta forma era algo que ella no podía hacer no importa qué.

Era solo un examen…

Ella rechinó los dientes, ¡Ella simplemente lo haría! Lo que eran las vidas humanas…

[Ah…].

La mente de Abby zumbó cuando se dio cuenta─

[…¡Zhuge Meng Ming todavía está en el avión!].

A pesar de que sólo se habían conocido por un corto período de tiempo, Abby nunca habría descubierto que el objetivo era robar el avión si no fuera por él.

Aunque Abby podría olvidar el hecho de dañar a los demás, olvidar el hecho de que dañó a Meng Ming… ¡Definitivamente era algo que no podía hacer!.

Originalmente había salvado a Meng Ming. Si Meng Ming muere, ¿¡No significaría que lo había ayudado sin razón!?.

El color en la cara de Abby comenzó a desvanecerse. Recordó las escenas cuando le puso el maquillaje, así como cuando se escondieron juntos en el baño.

Desde que Abby había comenzado el entrenamiento, sus relaciones con los demás siempre habían sido falsas.

Por el bien de su objetivo para robar, ella siempre actuaría.

Quizás fuese porque Meng Ming había podido ver a través de su acto y reconocer que era una ladrona a primera vista y al instante arruinar sus planes, es por eso que ella había sido capaz de hablar con un chico con absolutamente ninguna defensa por primera vez.

Entrecerró los ojos.

El avión estaba ahora a una altura de 900 metros sobre el mar. Abby tomó su decisión.

Encendió la radio y el radar y tomó el control del avión una vez más.

Poco después, cayó la noche.

Zhuge Meng Ming caminó lentamente por el pasillo en el aeropuerto. Actualmente él se sentía confuso y dudoso.

Abby apareció detrás de él y lo llamó.

“¿Por qué no volaste el avión en el océano?”.

Meng Ming se dio la vuelta para preguntar.

“No sabía pilotarlo”.

Dice ella.

Meng Ming quería exponer inmediatamente la verdad, pero entonces vio cuán agotada se miraba.

Había desaparecido el aspecto energético que tenía en sus ojos cuando se conocieron.

Al ver esto, Meng Ming se calló y en su lugar le preguntó si estaba bien ya que ella había fallado el examen.

“No, está bien. Voy a tomarlo después”.

Abby pensó para sí misma que obviamente el chico frente a ella no entendería. Pero si no fuera por él, no hubiera tenido la oportunidad de pasar este examen.

[─Por eso estamos así ahora].

Abby necesitaba ir a casa, y Meng Ming debían salir hacía China.

“Zhuge Meng Ming, ¿Nos veremos después?”.

Aunque su corazón dolía un poco, aún dijo estas palabras con una sonrisa.

“Por supuesto”.

Meng Ming sonrió en respuesta. Aunque todavía no sabía dónde iría o qué iba a hacer, sabía que ambos seguramente se reunirían otra vez.

“Conocerte… Eh, ah… ¡Fue muy emocionante!”.

Abby parecía querer decir algo, pero no pudo hacerlo. Tenía miedo de que retrasar la despedida sería más incómodo, así que ella dijo:

“…Meng Ming, yo, yo voy a irme primero. ¡Mi familia todavía está esperando por mí! Adiós”.

Sacudió la mano y se dio la vuelta, lágrimas caían de sus ojos mientras se iba.

Abby observó la figura de Meng Ming yéndose desde la distancia, mientras sentía agitación y pesar en su corazón.

[─Ah, ¡Realmente, simplemente debí haberme arrojado sobre él y llorar!].

[─Es cierto, ¿¡Por qué no hice eso!?].

[─Aiya, me da vergüenza. Para ser precisa… ¡Cómo puedo llorar con mi tipo de personaje! Además… Todavía tengo que prepararme mentalmente primero; Me pregunto cómo me castigarán cuando vaya a casa por fallar el examen].

El examen de Abby había terminado, y comenzó a caminar hacia el mar. Pero para Zhuge Meng Ming, el examen real tenía aún que comenzar.

 

☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽ ☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽

 

[1]: El Museo del Louvre (en francés: Musée du Louvre) es el museo nacional de Francia consagrando al arte anterior al impresionismo, tanto bellas artes como arqueología y artes decorativas. Es uno de los más importantes del mundo.

Capítulo Anterior |Inicio| Siguiente Capítulo

Anuncios