[Volumen 06] Prólogo: 10 Nen Goshi no Hikki-NEET

Las flores del árbol de sakura en el jardín de la casa de Yuuji estaban en su apogeo.

Era primavera. Hace ya 2 años desde que Yuuji vino a este mundo.

Este era su tercera primavera.

Parece que hoy había un campamento offline en donde estaba la casa de Yuuji.

Era el mismo día en el que Yuuji presuntamente fue transportado a otro mundo.

La primera vez que habrá personas en donde estaba la casa.

Tal vez todos puedan venir aquí igual que él.

¿Era su esperanza? ¿Era su inquietud?.

Yuuji tenía una compleja expresión mientras miraba las flores de sakura, iluminadas por la luz de la puesta del sol.

“¡¡Yuuji-nii, el Sakura es hermoso!!”. Sentándose junto a Yuuji estaba Alice, que tenía una amplia sonrisa en su rostro. Junto a ella estaba Kotarou. Ella meneaba su cola hacia adelante y hacia atrás, de alguna manera estaba de buen humor.

“¿Yuuji-nii, qué sucede? ¿Por qué haces una cara triste? ¿Estás bien?”. dijo Alice, “¿Te sientes mal?”, y se acercó a Yuuji. Dándole unas palmaditas en la cabeza a Yuuji con sus pequeñas manos.

Alice tendrá 7 años este otoño, así que a veces daba la sensación de ser una [Onee-san].

Kotarou sólo estaba viendo a Yuuji, quien hizo una expresión un poco solitaria, con una mirada gentil.

“Alice, muchas gracias. ¿Hoy, después de comer la cena y tomar un baño, quieres dormir junto a Kotarou? Tengo algo que hacer, por lo que dormiré afuera esta noche”.

“Un, ¡Entiendo! Kotarou, hoy estaremos juntas”.

Aun cuando Alice hizo una expresión que mostraba que realmente no lo entendía, ella asintió con la cabeza y llamó a Kotarou. Qué buena niña. Kotarou ladró “Woof-woof” hacia Alice y Yuuji con un tono diferente para cada persona. Como si dijera, “Sí, será divertido, Alice. Aunque estoy preocupada por Yuuji, me ocuparé de eso mañana”.

Si era el momento de una retirada, entonces ella lo haría. Qué confiable mujer. Aunque ella es un perro.

◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇

Después de enseñarle conocimientos sobre la conservación de alimentos al Vendedor Kevin en el verano, Kevin regresó una vez más en el otoño. Le entrego los bienes a Yuuji y reporto los avances.

“Tal y como me enseñaron, he terminado de amasar la avena, el trigo, la sal. Coloque el agua y la miel en unos cilindros y después los metí en el horno. La vida de almacenamiento es más corta de lo que habíamos pensado, pero tiene mucha portabilidad y excelente sabor, ¡Es popular entre los vendedores y los aventureros!”, explicó Kevin, entusiasmado. “Mientras, los alimentos ahumados tuvieron algunas dificultades inesperadas. Aunque resultó medio bien el ahumarla, la conservación y el sabor todavía dejaban que desear”.

Ya que la selección de la leña es importante, Yuuji y los residentes del tablón no podían ofrecer ningún consejo para esto.

Bueno, no es de extrañar. Después de todo, nadie sabía los rasgos y las características de la madera de este mundo. En cualquier caso, Kevin llegó a la decisión de hacer un prototipo de un pequeño ahumador. Todavía estaba experimentando con el ahumado lento y con métodos de ahumado caliente, por lo que la comercialización de esto necesitará bastante tiempo.

Kevin consumía los productos de prueba junto con el vino, ya que estaba un poco preocupado por la grasa en su estómago [1].

Mientras que esas dos mercancías iban razonablemente bien, los alimentos enlatados y los embotellados eran decepcionantes. Como se esperaba, crear el contenedor era demasiado difícil.

De acuerdo con Kevin, aunque las placas de hierro fino existen y pueden ser dobladas, era necesario pensar en una forma barata de unirlas. “Podría hacerse calentándolos y luego sacarlas una por una, pero ¿Kuánto coshtaría la manno de hobra…?”, se le escapo el acento a Kevin.

La botella de vidrio para los alimentos embotellados también tenía su cuota de problemas, el tamaño de las botellas no era uniforme y el precio también era caro. Al igual que lo que Yuuji y los residentes del tablón habían predicho, el obstáculo para estos productos era demasiado alto.

Por otro lado, desde el otoño al invierno, Yuuji progreso lentamente en la apertura de las inmediaciones de la casa. En el lado sur, los 10 metros de ancho desde la casa hasta donde estaba la marca de la cuerda se había despejado completamente de árboles, el lado este también tenía una gran cantidad de árboles ya cortados. Puesto que el suelo estaba cubierto por la nieve, los tocones todavía permanecían en el suelo.

El tubérculo parecido a la papa (llamado desde ahora en adelante como Papa), que fue plantado en el lado sur, ya había sido cosechado en el otoño sin problemas.

Con la cara cubierta con tierra, Alice estaba chillando de emoción, Kotarou también estaba inusualmente alegre. Con sus patas traseras orgullosamente quitándose la tierra, ayudando sin olvidar divertirse, a veces, los tubérculos salían con tierra y golpeaban a Yuuji. Ella no hacía eso con mala voluntad. Tal vez.

Como un [Visitante], él enseñó sus conocimientos y recibió alimentos y bienes como compensación.

Como un Pionero, cortó los árboles y limpió la tierra para crear un campo de cultivo para adquirir la cosecha.

Tal vez se podría decir que Yuuji había comenzado a pasar sus días de otoño e invierno productivamente. Como siempre, no importa cuánto practicara, sólo podía usar magia de luz.

Entonces, la primavera del tercer año llegó.

Después de recibir un informe sobre la reunión offline, Yuuji pasó la noche en el jardín sin dormir.

◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇

“¡Yuuji-nii, buenos días!”.

Alice saludó alegremente a Yuuji que estaba en cuclillas en el jardín. Tal vez ella había notado algo. Kotarou estaba gritando, “Woof, woof” mientras corría hacia Yuuji.

“Ah, ¿Ya es de mañana? Buenos días, Alice”, Yuuji saludo débilmente.

“¿¡Yuuji-nii, qué sucede!? ¿Estás llorando? ¿Estás bien?”, siguiendo a Kotarou, Alice también corrió hacia Yuuji y abrazó su cabeza con sus manos.

“Gracias Alice. Es cierto, no estoy solo. Kotarou también está aquí. Necesito vivir correctamente en este mundo”, Yuuji habló con una voz frágil y abrazo a Alice y Kotarou.

Sí. Al final, no hubo nadie que llegara de Japón. No era como si no hubiera esperado que esto sucediera, pero esta realidad le hizo sentir solitario.

Sintiendo la calidez de una pequeña niña y el perro dentro de su abrazo, Yuuji se había calmado por fin.

“¡Bien! ¡Entonces, tomemos un baño juntos y refresquémonos!”.

“¿Eh? Pero todavía es temprano, Yuuji-nii”, aunque Alice dijo estas palabras, ella no estaba en desacuerdo con la idea y sonrió ampliamente.

“No hay opción, ¿Verdad?” Kotarou también se rindió mientras ladraba.

Este era el primer día del tercer año desde que él vino a este mundo.

Entonces, de alguna manera u otra, un hombre y sus dos miembros de su harem entraron en el baño.

Aunque las chicas son apenas una niña y un perro.

 

☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽☾☽ ☾☽☾☽☾☽

 

[1]: Un hecho divertido es que si consumes carnes rojas junto con algo de vino, puedes reducir el colesterol.

Capítulo Anterior |Inicio| Siguiente Capítulo

Anuncios